Prioridades de acción conjunta para proteger a las mujeres y a las niñas de violencia en el Triángulo Norte

Date: Thursday, December 3, 2015

Recientemente finalizó en Panamá, el Taller de trabajo “Hacia una Estrategia Regional conjunta para proteger a las mujeres y a las niñas de violencia en el Triángulo Norte”, impulsado por ONU Mujeres en colaboración con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ). La celebración del Taller de trabajo se dio en el marco de los 16 Días de activismo, que dan inicio el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y que terminan el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos. Las acciones están enmarcadas en la Campaña “ÚNETE para poner fin a la violencia” del Secretario General de las Naciones.

La situación de las mujeres y las niñas en el Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) es especialmente preocupante y demanda una respuesta por parte de los países de la región. Las cifras reflejan con claridad una crisis humanitaria de grandes proporciones que afecta especialmente a mujeres y niñas: el número de mujeres que intentaron cruzar la frontera sur de los Estados Unidos con sus hijos pasó de 12.000 en 2013 a más de 66.000 en 2014. Además, el número de niñas no acompañadas menores de 18 años atrapadas en la frontera entre Estados Unidos y México aumentó un 77% en el año fiscal 2014.

Este taller reunió a representantes de COMMCA, los mecanismos nacionales de la mujer, el sector justicia de Guatemala, Honduras y El Salvador, así como agencias gubernamentales de cooperación, organizaciones de mujeres y representantes del ONU Mujeres y UNFPA. Foto: ONU Mujeres
El Taller de trabajo reunió durante dos días consecutivos a los principales actores interesados en hallar soluciones a la crisis del Triángulo Norte para intercambiar experiencias y debatir propuestas que integran los derechos de las mujeres y las niñas. Dentro de las instituciones participantes se encuentran COMMCA, representantes de los mecanismos nacionales de la mujer, del sector justicia de los tres países, así como agencias gubernamentales de cooperación y organizaciones de mujeres. En el mismo se presentó la investigación “Aproximación a la situación de violencia contra las mujeres y niñas migrantes de los países del Triángulo Norte”, elaborada por la CCJ para identificar las causas y los factores que motivan la migración de mujeres y niñas y las situaciones de violencia que enfrentan en los países de origen. Asimismo, diversos actores que trabajan en la región presentaron las iniciativas que están realizando para atender la crisis del Triángulo Norte.

Como resultado de este Taller de trabajo se han identificado las líneas de trabajo que conformarían una Estrategia Regional conjunta para proteger a las mujeres y a las niñas de la violencia que enfrentan en sus países de origen y en el marco del proceso migratorio. La importancia de una propuesta regional conjunta radica en que se traducirá en la implementación de políticas públicas, planes de acción y programas a nivel nacional, que contarán con un enfoque integral para el abordaje de la violencia endémica que sufren mujeres y niñas. Dentro de los temas priorizados se encuentran la integración de la perspectiva de género en las políticas migratorias y de seguridad ciudadana regionales y nacionales; la urgencia de proveer servicios integrales a nivel territorial e incrementar la presencia de consulados y servicios de emergencia fronterizos; la recolección de datos a nivel territorial dando énfasis a las múltiples formas de violencia incluidas la trata, el femicidio y la violencia sexual con especial atención en mujeres, adolescentes y niñas y finalmente, la priorización de las defensoras de derechos humanos como agente catalítico del cambio a través de redes apoyadas a nivel subregional.

“La situación de violencia que experimentan las mujeres y las niñas tanto en sus países de origen como durante el proceso migratorio en el Triángulo Norte debe ser atendida de forma urgente. La consolidación de una Estrategia Regional conjunta resulta fundamental para proteger sus vidas y ofrecer pautas a los países de la región para que den respuesta a esta crisis humanitaria que afecta de forma diferenciada y agravada a mujeres y niñas”, afirmó Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe.