ONU Mujeres declara ante la presentación del primer informe de resultados de la “Estrategia 30-100 contra la violencia hacia las mujeres en el transporte y espacios públicos”

  • ONU Mujeres afirma que la respuesta a la violencia sexual requiere mecanismos integrales de prevención, atención, sanción y transformación cultural, con participación del gobierno, el sistema de justicia y de la ciudadanía
  • El acoso sexual es inaceptable, se puede evitar y es responsabilidad de todos y todas erradicarla
  • Date: Friday, June 3, 2016

    El jueves pasado, 26 de mayo, en el Museo de la Ciudad de México, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), acompañó la presentación del Primer informe de resultados de la “Estrategia 30-100 contra la violencia hacia las mujeres en el transporte y espacios públicos”, anunciada por el gobierno de la Ciudad de México (CDMX), hace poco más de 30 días. Esta estrategia es parte del programa “Ciudad segura y amigable para las mujeres y las niñas del gobierno de la ciudad”.

    Como parte de su intervención, ONU Mujeres reiteró que ha firmado un convenio de cooperación con la CDMX, en el marco de su programa global “Ciudades Seguras Libres de Violencia contra las Mujeres y Niñas”. Este programa global surgió en el año 2008 para responder a la necesidad de generar conciencia, evidencia y buenas prácticas para prevenir el acoso sexual y los diversos tipos de violencia que padecen las mujeres y las niñas en los espacios públicos, alrededor del mundo. En 2010, ONU Mujeres lanzó su programa piloto en 5 ciudades: Quito (Ecuador), Cairo (Egipto), Nueva Delhi (India), Kigali (Ruanda), Port Moresby (Papua Nueva Guinea) y, actualmente, más de 20 ciudades en todo el mundo se han sumado, entre las que se encuentran, Nueva York, Bruselas y Rabat. En el caso de México, La Ciudad de México y Torreón son las primeras en sumarse.

    Ana Güezmes, Representante de ONU Mujeres en México, durante su discurso afirmó que “Las ciudades que se suman a esta iniciativa son ciudades valientes e inteligentes. Una ciudad inteligente no sólo es una ciudad eficiente y sostenible, una que está a la vanguardia de la tecnología; una ciudad inteligente debe enfocarse en los derechos humanos de todos y todas, garantizando la igualdad de género, porque invertir en la igualdad es desarrollo para las ciudades. Así que celebramos que la CDMX sea parte de esta iniciativa global para asegurar que las mujeres y las niñas vivan libres de violencia en los espacios públicos”.

    Asimismo, la Representante agregó que “esta ciudad fue seleccionada como parte del programa global porque ya tiene vigentes, desde hace ocho años, iniciativas como ‘Viajemos seguras y Atenea’, para dar respuesta a la violencia en el transporte público y, además,  cuenta con una ciudadanía activa que se organiza en diferentes expresiones para decir: ni una más”.

    La iniciativa global de ONU Mujeres ha generado múltiples resultados, alrededor del mundo, a través de alianzas establecidas con alcaldías, gobiernos municipales y nacionales, organizaciones de mujeres, academia y sector privado, ya que las ciudades que se suman se comprometen a una serie de acciones concretas, entre las que destacan: contar con un diagnóstico para iniciar con las diversas estrategias acorde a las necesidades y características de cada ciudad; desarrollar mejores políticas y servicios públicos; garantizar la existencia de un sistema de monitoreo; promover el cambio cultural para que la violencia no sea tolerada ni por mujeres ni por hombres; implementar campañas de prevención y formación enfocadas a los hombres y hacer uso de la tecnología para fomentar la participación ciudadana (hay varios ejemplos de APPs como Safetipin que se implementó en Nueva Delhi, India y en Bogotá, Colombia y Clique 180 en Río de Janeiro, Brasil y en Harrasmap, Egipto).

    En el caso de la CDMX, se elaboró ya un diagnóstico en conjunto con el Colegio de México y el Instituto de las Mujeres, en el que se señala que 6 de cada 10 mujeres no se sienten seguras en sus trayectos cotidianos; el 98.9% de las mujeres han padecido alguna de las formas de violencia sexual consideradas en el estudio, durante sus traslados cotidianos, entre otras cifras. En este momento, estamos desarrollando una campaña de prevención, en conjunto con el gobierno de la CDMX, que se implementará en los próximos meses y también, como parte de los elementos que lanzaremos, está considerada una aplicación móvil. La idea de esta herramienta es que pueda brindar información a las mujeres sobre sus derechos, así como de los servicios de apoyo existentes y, al mismo tiempo, facilite las denuncias de acoso y violencia sexual en espacios públicos, a través de un botón de pánico silencioso que active la respuesta policial y que permita monitorear en tiempo real dónde se están produciendo situaciones de acoso sexual contra las mujeres.

    ONU Mujeres señala que la respuesta a la violencia sexual requiere mecanismos integrales de prevención, atención, sanción, transformación cultural y corresponsabilidad del gobierno, de las empresas, de la academia, de las organizaciones de la sociedad civil y de la ciudadanía en cada ciudad del mundo. Se tienen que asegurar políticas públicas que sancionen el acoso sexual; la existencia de un protocolo de actuación efectivo y que la policía y quienes operan el transporte público reciban capacitación para responder de manera adecuada y pertinente. También, es sumamente importante poner énfasis en las sanciones para los agresores y los/as funcionarios/as que no cumplan con sus obligaciones, así como en el acceso a la justicia pronta y eficiente para las mujeres que denuncian.

    Para más información sobre el programa Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas visita http://bit.ly/1Tkv46P