Mapeo de políticas laborales y sociales para la inserción laboral de las mujeres en Chile

Autores/editores: Irma Arriagada Acuña

El empoderamiento económico de las mujeres es no sólo un tema de actualidad sino un punto en la agenda de los gobiernos, sociedad civil, organizaciones internacionales y sector privado. Esta publiación junto con las otras de diversos países de la región coordinadas por CIEDUR pretenden aportar desde el conocimiento y la investigación científica una valoración de las politicas laborales y sociales en diversos países, en este caso Chile , con el fin de identificar las restricciones y ventajas para la mejor inserción laboral de las mujeres, a saber: las políticas de seguridad social, los acuerdos normativos y laborales que regulan las condiciones y los horarios de trabajo; la existencia y disponibilidad de servicios de cuidados para hijos/as; las posibilidades de acceder a crédito ; y las normativas y las costumbres relacionadas con la ‘trabajadora ideal’ que podrían dificultar el desarrollo de trabajadoras con responsabilidades familiares o sin ellas. Esto se realiza con un marco analítico común que en el caso de Chile concluye que existe "una persistencia de las dificultades para incorporar un análisis de género en las políticas y programas públicos. Asimismo, algunas de las expertas entrevistadas señalan que se sigue considerando a las mujeres como vulnerables y en su papel como madres, más que como trabajadoras en su rol económico. De ese modo no se avanza en lograr un equilibrio en la participación de ambos géneros, tanto en el trabajo productivo como reproductivo… se confirma la necesidad de mayores esfuerzos de reorientación de las políticas y de los programas existentes para la incorporación de las mujeres al mercado laboral en trabajos de calidad y para aumentar la autonomía económica de las mujeres. Es preciso distinguir los distintos mercados laborales en los que se insertan las mujeres y desarrollar sugerencias específicas para cada uno de ellos, por ejemplo para el sector público, el de trabajadores en los hogares, el privado y el del trabajo independiente. En el plano de las políticas se sugiere que mejorar las condiciones laborales de las mujeres partiendo por las condiciones del empleo público, donde se concentra una parte importante de ellas, tendría un efecto importante en la calidad de los trabajos a los que acceden. Regularizar contratos, reducir las subcontrataciones, garantizar los derechos laborales sería un paso adelante. Tal como se indica en una de las propuestas del programa para la autonomía económica de las mujeres eso permitiría efectivamente “ampliar la participación laboral de las mujeres, en condiciones de trabajo decente, es decir, en empleos de calidad, con seguridad social, derechos laborales y mejor representación sindical”. Sería un primer paso que podría convertirse en un modelo a exigir al sector privado."


Versiones disponibles: Español

Ordenar versión impresa

Ordenar de: Alma Espino, almaespinociedur@gmail.com

Información bibliográfica

Cobertura geográfica: América Latina y el Caribe; Chile

Temas: Empoderamiento económico

Año de publicación: 2015

Número de páginas: 35