La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres visita Brasil

Fecha: miércoles, 18 de noviembre de 2015

19 de noviembre

Acompañada por Nadine Gasman, Representante de ONU Mujeres en Brasil y Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, la Directora Ejecutiva Phumzile Mlambo-Ngcuka fue invitada especial de la Presidenta Dilma Rousseff a la ceremonia de conmemoración del Día Nacional de la Conciencia Negra, en su segundo día de visita a Brasil. La Presidenta Rousseff firmó decretos de expropiación de la tierra a favor de las comunidades quilombo (afro agrarias) y entregó certificados de derecho y uso de la tierra a las y los representantes quilombolas, en su mayoría mujeres. Asimismo, la Presidenta hizo un saludo especial a las mujeres negras presentes en el evento, recordando la importancia de asegurar espacios donde su voz sea escuchada, destacando su fuerza, su capacidad de lucha, su dignidad y su cultura.

Por la tarde, y como parte del interés de la Directora Ejecutiva de conocer proyectos innovadores en la lucha para eliminar la violencia contra la mujer, la comitiva visitó La Casa de la Mujer Brasileña, un espacio de refugio y apoyo para sobrevivientes de violencia de género que es parte del programa Mujer: Vivir sin Violencia, lanzado por el gobierno de Brasil en 2013. La Casa de la Mujer ofrece a las mujeres asistencia psicológica y jurídica, ayuda en áreas de salud y orientación sobre oportunidades de empleo en un mismo espacio.

Brazil's Presidential Palace, O Palácio do Planalto, was lit in orange on 19 November. Photo: Roberto Stuckert Filho/PR

La noche del último día de la visita de la Directora Ejecutiva, y por delante de los 16 días de activismo, el palacio presidencial de Brasil, O Palácio do Planalto, fue iluminado de color naranja para marcar los 16 Días de activismo contra la violencia de género, que tienen como objetivo generar conciencia entre el público y movilizar a las personas de todo el mundo para conseguir el cambio. Naranja es el color designado por la campaña ÚNETE para simbolizar un futuro más esperanzador, sin violencia.

18 de noviembre

Mujeres se unen contra el racismo y la desigualdad de género en la Marcha de las mujeres negras, el 18 de noviembre en Brasil. Foto: ONU Mujeres/Bruno Spada
Mujeres se unen contra el racismo y la desigualdad de género en la Marcha de las mujeres negras, el 18 de noviembre en Brasil. Foto: ONU Mujeres/Bruno Spada

“Estamos hoy en Brasil para decir que tenemos que poner fin a la violencia contra las mujeres. Estamos aquí para decir, abajo con el racismo y adelante con el bienestar” dijo la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka al dirigirse a 20,000 participantes de la Marcha de las Mujeres Negras contra la Violencia y la Discriminación y por el Buen Vivir realizada en Brasilia.

Hijas, madres, abuelas, parteras, ministras, académicas, activistas, trabajadoras domésticas y una gran diversidad de mujeres llegaron de todo el país para visibilizar la doble discriminación que enfrentan las mujeres afrodescendientes en Brasil, por motivos de género y el color de su piel.

Aproximadamente 48 millones mujeres negras constituyen la mitad de la población femenina de Brasil, sin embargo de las casi 13 millones de familias atendidas por el programa Bolsa Familia, el 70 por ciento son encabezadas por una mujer afrodescendiente. La presencia de mujeres negras en puestos directivos de las empresas es prácticamente inexistente y de acuerdo con el Mapa de Violencia 2015 ha incrementado en un 54 por ciento los homicidios de esta población, en un periodo de 10 años. Atender sus necesidades específicas resulta inaplazable para alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en Brasil.

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka habló en la Marcha de las mujeres negras en Brasil el 18 de noviembre. Foto: ONU Mujeres/Bruno Spada
La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka habló en la Marcha de las mujeres negras en Brasil el 18 de noviembre. Foto: ONU Mujeres/Bruno Spada

Durante la marcha, la Sra. Mlambo-Ngcuka se encontró con mujeres de la Irmandade de la Boa Muerte (Hermandad de la Buena Muerte), algunas de ellas casi centenarias, cuya existencia y lucha está vinculada desde el siglo XIX, a la abolición de la esclavitud y la preservación de la cultura de las descendientes de esclavas africanas emancipadas.

Al lado de las Ministra de las Mujeres, Igualdad Racial y los Derechos Humanos, Nilma Gomes; la Secretaria Especial de Políticas para las Mujeres, Eleonora Menicucci; la Diputada Federal Benedita da Silva; activistas y la única interprete profesional negra en el país, la Directora Executiva reforzó el compromiso de ONU Mujeres con alcanzar plenos derechos y el empoderamiento de todas las mujeres del mundo. “Su luchas es nuestra lucha. La lucha de ONU Mujeres es la suya” aseguró la Sra. Mlambo-Ngcuka.

Al finalizar, la Directora Ejecutiva se reunió con mujeres representantes del grupo organizador de la Marcha, miembros del grupo asesor de la sociedad civil de ONU Mujeres en Brasil y representantes de mujeres indígenas provenientes de localidades remotas, incluyendo Xingu en la amazonia brasileña. La conversación giro, no solo en torno a los retos de las mujeres dentro de sus sociedades y la violencia urbana, institucional y cotidiana que enfrentan las mujeres, sino también en su relevancia para la conservación y protección del planeta.

Durante su visita a Brasil la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres se reunió con la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Foto: ONU Mujeres/Bruno Spada
Durante su visita a Brasil la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres se reunió con la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Foto: ONU Mujeres/Bruno Spada

Durante el diálogo la Sra. Mlambo-Ngcuka resaltó la importancia de la revisión que se hizo este año sobre los avances y retos para la igualdad de género, en el marco del 20º Aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, la cual dio información clara para ayudar a trazar la estrategia y abordar los innumerables desafíos pendientes. También resaltó la oportunidad que los recién adoptados Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) presentan para transformar los factores estructurales que amplían persistentemente las desigualdades de género, incluyendo cambios culturales enraizados en la base de la discriminación y la violencia.

En su encuentro con la Presidenta Dilma Rousseff, se abordó la relación de ONU Mujeres con Brasil y el rol que desempañará Brasil como Presidente de la 60ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, la primera después de la aprobación de los ODS, que se celebrará en marzo de 2016 en Nueva York. La Directora Ejecutiva expresó su confianza en Brasil para marcar el liderazgo en la agenda de los demás países del mundo para la implementación de los ODS en favor de las mujeres.

Al finalizar el primer día de la visita oficial, la monumental antena de televisión y el Museo de la República, ambos sitios icónicos en la ciudad de Brasilia, se iluminaron para dar inicio a la campaña “Pinta el Mundo de Naranja” en el marco de los 16 días de activismo contra la violencia de género.