Comunicado de prensa de ONU Mujeres en Uruguay con motivo del Día Internacional de la Mujer

Fecha: miércoles, 8 de marzo de 2017

Conmemorando el Día Internacional de la Mujer, ONU Mujeres insta a renovar el compromiso de trabajar más intensamente en favor de los derechos de las mujeres, su empoderamiento y la igualdad de género. Este 8 de marzo nos unimos a las personas de todo el mundo para celebrar el progreso conseguido y, al mismo tiempo, plantear los desafíos pendientes.

Pese a los avances en distintas áreas, al crecimiento económico sostenido desde el año 2003 y la reducción de las desigualdades de ingreso a partir del 2007, las desigualdades de género continúan siendo una asignatura pendiente en Uruguay.

Participación y liderazgo. La integración de las mujeres en la vida política ha sido históricamente baja. En la actual legislatura con la aplicación de la Ley de Cuotas la participación de las mujeres aumentó, pero aún no alcanza al 20%. Esto ubica a Uruguay por debajo del promedio regional y mundial, colocándolo en la posición #93 del ranking mundial de la UIP de mujeres en los parlamentos (http://www.ipu.org/wmn-e/classif.htm). El lugar de las mujeres uruguayas en los cargos de decisión no solo es bajo en la esfera política sino también en el área sindical (el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT está compuesto únicamente por hombres) y en el área empresarial (las empresas medianas con gerente general mujer son el 13,8% y las empresas grandes el 4,3% respectivamente)1.

Derechos Económicos. Las mujeres han incrementado su participación en la fuerza laboral en las últimas décadas, pero todavía persisten retos. Las tasas de actividad y empleo femenino se mantienen en alrededor de 20 puntos porcentuales por debajo de la de los hombres. Además, las mujeres disminuyen su participación a medida que aumenta la cantidad de menores en el hogar, cosa que no ocurre con los varones, lo cual refleja la desigual carga del trabajo doméstico y de cuidados. También la segregación laboral y la brecha salarial por sexo persisten: el salario por hora de las mujeres representa solo el 73.8% del de los hombres para las más educadas (16 y más años de estudio). Uruguay se encuentra actualmente en el lugar #90 del ranking elaborado por el Foro Económico Mundial en cuanto a participación económica y oportunidades para las mujeres http://www3.weforum.org/docs/GGGR16/WEF_Global_Gender_Gap_Report_2016.pdf

Violencia hacia las mujeres. La violencia doméstica es considerada en Uruguay el delito más frecuente después del hurto. Según cifras del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior, 29 mujeres fueron asesinadas por violencia doméstica en el 2016, cifra que aumentó respecto a los años previos. En los primeros 2 meses del 2017 ya fueron asesinadas 6 mujeres (más dos casos bajo investigación). La mayor ocurrencia de violencia se registra en las relaciones de pareja. Actualmente Uruguay ocupa el quinto lugar en la región en cuanto a la tasa de muerte de mujeres por parte de sus parejas o exparejas, de los 23 países que reportan información oficial (http://oig.cepal.org/es/indicadores/muerte-mujeres-ocasionada-su-pareja-o-ex-pareja- intima) Uruguay es uno de los 189 Estados parte en la Convención de la ONU sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujery, como tal, debe informar periódicamente. En julio de 2016 tuvo lugar la Sesión de Uruguay, cuyos resultados son las observaciones finales y recomendaciones a Uruguay por parte del Comité CEDAW integrado por 23 expertos/as independientes en derechos humanos e igualdad de género. Las mismas abordan distintos desafíos pendientes, además de los ya señalados. Las recomendaciones completas pueden consultarse aquí.

Este 8 de marzo ONU Mujeres llama a renovar los esfuerzos junto con el gobierno, la sociedad civil, la academia y el sector privado para lograr la plena participación política, económica y social de las mujeres y la plena realización de sus derechos humanos incluido el disfrute a una vida libre de violencia.

La construcción de igualdad sigue siendo un objetivo a perseguir en Uruguay. Es hora de que demos el paso.