Desde mi perspectiva: “La paz no es la ausencia de un conflicto armado”

Cherisse Francis explica que ella es feminista porque cree en la equidad de género, y que para experimentar la paz de verdad, las mujeres y niñas deben tener las mismas condiciones que los niños y hombres.

Fecha: lunes, 11 de septiembre de 2017

Cherisse Francis. Photo: UN Women/Miguel Trancozo
Cherisse Francis. Foto: ONU Mujeres/Miguel Trancozo

Tanto en Barbados, de donde soy, como en Trinidad y Tobago, donde ahora vivo, las mujeres jóvenes comienzan sus vidas con una desventaja. Nos enseñan que debemos estar calladas, que debemos servir a los hombres; nuestras leyes no nos protegen contra todos los tipos de violencia. 

En los hogares menos privilegiados, cuando una niña cumple 16 años, o inmediatamente después de que entra a la pubertad, ella suele ser forzada por su madre para que contribuya con los gastos, ya sea trabajando o encontrando a un hombre que quiera sostener su hogar. 

 

En el Caribe, como mujeres, no estamos experimentando paz. Paz no es sólo la ausencia de un conflicto armado. Para mí, la paz significa no tener miedo del acoso callejero cuando elijo qué ropa usar. O que una mujer sea tratada igual en el entorno de trabajo, y que ahí sea valorada por su mente y no forzada a realizar favores sexuales para destacar. La paz está inherentemente vinculada a los derechos que las mujeres tienen sobre su cuerpo, su salud y sus decisiones. 

 

En mi generación estamos viendo a más hombres ser respetuosos con las mujeres. Las mujeres están persiguiendo sus propias carreras, y ya no están confinadas en su hogar. Pero incluso mientras avanzamos hacia la igualdad, existe un malentendido en el Caribe de que nos estamos moviendo de un extremo al otro, dejando a los hombres marginalizados. 

 

Debemos llegar a un lugar en el que las mujeres sean vistas como iguales a los hombres. Como mujeres, tenemos doble trabajo, porque tenemos carreras pero también estamos a cargo del cuidado del hogar. No hemos roto los techos de cristal, y las mujeres siguen siendo pagadas menos que los hombres. 

 

Crear una cultura de paz en el Caribe no sucederá de la noche a la mañana. Necesitamos involucrar a los hombres jóvenes, así como a las mujeres jóvenes, para lograr la equidad de género y experimentar una paz real”. 


ODS 5: Igualdad de género
ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Cherisse Francis tiene 23 años de edad y nació en Barbados y actualmente vive en Trinidad y Tobago. Ahí trabaja para empoderar a las niñas y mujeres jóvenes en centros de detención ofreciéndoles apoyo y acompañamiento a través de la Escuela de Leyes Hugh Woodings. Francis participó recientemente en la Consulta Regional de Juventud, Paz y Seguridad, organizada por ONU Mujeres y organismos aliados de Naciones Unidas. Su historia refleja la importancia de involucrar a personas jóvenes en el  Objetivo de Desarrollo Sostenible 16, que promueve el logro de sociedad pacíficas e incluyentes, así como del ODS 5, que busca lograr la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas.

Ve aquí más historias de las series editoriales “Desde mi perspectiva...”.

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género