Paridad e innovación: el sello del nuevo gobierno en Costa Rica

Carolina Hidalgo, nueva presidenta de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, llegó a la toma de protesta en una bicicleta como un mensaje de apoyo a la movilidad urbana sostenible

Fecha: jueves, 10 de mayo de 2018

Carolina Hidalgo presidenta de la Asamblea Legislativa de Costa Rica
Foto tomada de internet.

Una bicicleta turquesa recorrió la capital de Costa Rica, entre el Teatro Nacional y el Castillo Azul. A bordo, una mujer de vestido blanco, tacones y casco haciendo juego, mandó un mensaje a toda la nación: la innovación y las mujeres serán el sello del nuevo gobierno en este país.

El hecho sucedió el 8 de mayo del 2018, y la mujer fue Carolina Hidalgo, que llegó así al traspaso de poderes de la Asamblea Legislativa, en donde tomó protesta como presidenta del Congreso. Hidalgo es la tercera mujer que preside la Asamblea Legislativa costarricense, después de Rina Contreras López y Rosemary Karpinsky Dodero, y se da en un contexto histórico para la participación política de las mujeres en el país.

“Este viaje en biclicleta, en un día especial para la democracia costarricense, lo pedaleo en representación de todas las personas que utilizan un medio de transporte subvalorado por la sociedad. Es mi compromiso con ellas, es impulsar las iniciativas necesarias para mejorar las condiciones de los ciclistas en todo el país”, dijo a medios la nueva presidenta de la Asamblea.

Con la llegada de Carlos Alvarado a la Presidencia de Costa Rica, la nueva administración también sienta precedente con el nombramiento de Epsy Campbell como vicepresidenta, lo que la convierte en la primera mujer afrodescendiente en ocupar este cargo en América Latina; además de que el gabinete nacional contará con mayoría de mujeres, conformado por 14 ministras y 11 ministros.

Junto a la llegada de Hidalgo en bicicleta al traspaso de poderes, Alvarado llegó en un autobús impulsado por hidrógeno, con cero emisiones, y previó a su discurso inaugural envió un mensaje sobre la importancia de la innovación en el ejercicio de su administración.

"Queremos que en un futuro muy cercano tanto vehículos limpios y bicicletas sean una realidad en Costa Rica y en el mundo", declaró ante medios Alvarado, que a sus 38 años de edad se convirtió en el presidente más joven de la historia de Costa Rica.

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género