Día Internacional de la Mujer

Comunicado conjunto del Grupo Interagencial de Género (GIG) con ocasión del Día Internacional de la Mujer 2019

Fecha: viernes, 8 de marzo de 2019

Instamos a lideresas, líderes y agentes de cambio en la defensa de los derechos de las mujeres y de las niñas a “Pensar en igualdad, construir con inteligencia e innovar para el cambio”

El Grupo Interagencial Regional para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres y Niñas (GIG), en nombre del Sistema de Naciones Unidas en América Latina y el Caribe se une para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, y destaca el tema elegido para este año: “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio.”

“Si no invertimos en la protección social, los servicios públicos y una infraestructura que responda a las necesidades de las mujeres y niñas y reconozca sus diversidades, estamos limitando su empoderamiento económico y sus oportunidades para disfrutar plenamente de sus derechos en el desarrollo sostenible.” Manifestó Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres para Latinoamérica y el Caribe y coordinara del GIG.

A pesar de los avances y logros alcanzados durante los últimos 20 años y de importantes innovaciones sociales hacia el empoderamiento de las mujeres y niñas en América Latina y el Caribe, los datos demuestran que las desigualdades de género persisten en la región. Las mujeres todavía dedican más del triple de tiempo al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que los hombres, y su tasa de desempleo sigue siendo alrededor del 50% mayor que entre los hombres, se enfrentan a una gran precariedad en las condiciones laborales, a mayor inseguridad alimentaria, y están expuestas a la violencia en todas sus expresiones.

Asimismo, en América Latina y el Caribe la violencia contra las mujeres y las niñas es un fenómeno preocupante, de los 25 países con las tasas más altas de femicidio 14 se encuentran en Latinoamérica. Una de cada tres mujeres experimentará violencia en algún momento de su vida. De igual modo, 1.100.000 niñas adolescentes entre 15 y 19 años han experimentado violencia sexual o cualquier acto sexual forzado en algún momento de su vida. América Latina y el Caribe es la única región del mundo donde las tasas de matrimonio infantil y uniones tempranas (cuya mayor ocurrencia se encuentra en hogares indígenas y de niveles económicos bajos) no ha descendido en la última década; 1 de cada 4 niñas se casará antes de cumplir 18 años.

Las desigualdades socioeconómicas, geográficas, étnicas y raciales se agudizan y se entrecruzan con las desigualdades de género y se transmiten de una generación a otra, perpetuando la desigualdad y discriminación de las generaciones futuras. En este sentido, uno de los principales efectos es una feminización de la pobreza. Los hogares encabezados por mujeres siguen siendo más pobres que los encabezados por hombres. En la región una de cada tres mujeres mayores de 15 años (que no estudian de forma exclusiva) no cuenta con ingresos propios, mientras que uno de cada diez hombres se encuentra en la misma situación (CEPAL, 2018f).

Los actuales fenómenos migratorios, así como las crisis humanitarias que resultan de ellos, las tendencias conservadoras, los ataques a las y los defensores de derechos de las mujeres, los desplazamientos causados por nuevas formas de violencia, los desastres de origen natural, la ausencia de oportunidades y de desarrollo, las redes de trata y tráfico de personas con fines de explotación laboral y sexual se erigen como obstáculos tanto para el empoderamiento económico, como para el disfrute de los derechos de las mujeres y niñas en igualdad de condiciones. En este contexto, es de crucial importancia asegurar la rendición de cuentas por las violaciones de derechos humanos cometidas contra las mujeres y niñas para cumplir con las obligaciones de derechos humanos por parte de los Estados. La responsabilidad de los derechos humanos va más allá de la responsabilidad legal e incluye la participación, la transparencia, el empoderamiento, la sostenibilidad, la asistencia internacional y la no discriminación, en particular, la eliminación de las múltiples formas de discriminación.

La innovación y la tecnología brindan oportunidades sin precedentes para el empoderamiento de las mujeres; sin embargo, las tendencias actuales indican que la brecha digital se está ampliando y que las mujeres están siendo insuficientemente representadas en los campos de STEM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas por sus siglas en inglés). Esta falta de representación les impide desarrollar e influir en el desarrollo innovativo de las sociedades. A su vez, la replicación de los estereotipos que perpetúan la división sexual del trabajo impactan en el proceso educativo de niñas y adolescentes por lo que es importante impulsar programas que promuevan el interés, las capacidades y las habilidades de niñas y adolescentes en campos de STEM. La igualdad de género constituye uno de los grandes retos para el desarrollo sostenible, pero es esencial para lograr las metas de la Agenda 2030. Este logro requiere de cambios culturales, enfoques integrados y soluciones nuevas que puedan hacerle frente a los retos sociales, económicos y ambientales que compartimos como región.

En el Día Internacional de la Mujer, ante un entorno económico desafiante en América Latina y el Caribe, las agencias del sistema de Naciones Unidas reafirmamos nuestro compromiso con la igualdad de género para garantizar el pleno disfrute de los derechos humanos de mujeres y niñas y para asegurarse que ninguna mujer y ninguna niña se quede atrás. Nos dirigimos a líderes y lideresas de la industria, Academia, creadores y creadoras de leyes y hacedores y hacedoras de política cuyas acciones vinculadas puedan hacer cambios concretos y estructurales. Nos dirigimos a las empresas emergentes, emprendedores y emprendedoras sociales, y las y los activistas a favor de la igualdad de género a utilizar la innovación para atender las necesidades de las mujeres y niñas desde la planeación urbana y rural hasta el diseño de infraestructura que atiendan sus necesidades con una perspectiva de igualdad de género y funja como un vehículo para eliminar obstáculos y barreras que se interponen entre las mujeres y niñas para alcanzar su potencial.

Inmediatamente después del Día Internacional de la Mujer tendrá lugar el 63.o período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que se celebrará del 11 al 22 de marzo de 2019. Su tema prioritario será: “Sistemas de protección social, acceso a los servicios públicos e infraestructura sostenible para la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas”.

Para mayor información, contactar a rodrigo.herrera[at]unwomen.org

Este comunicado de prensa fue coordinado por ONU Mujeres y está apoyando por las siguientes agencias: