“Mujeres, paz y seguridad” procura evitar guerras y mantener la paz

In observance of International Women's Day, participants march from the centre of Monrovia to the Temple of Justice, home of the Liberian Supreme Court, where they staged a peaceful sit-in protest against gender-based violence.    Photo: UN Photo/Eric Kanalstein
Foto: ONU Foto/Eric Kanalstein

Justicia ya: una experiencia interactiva | Las mejores historias | Únete a la conversación |

Cuando las mujeres asumen roles de liderazgo y participan en los procesos de paz, se logra una paz más duradera. Desde que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobara, hace 17 años, la novedosa resolución 1325 reclamando la participación de las mujeres en las tareas de consolidación de la paz, son cada vez más las pruebas que indican que las mujeres desempeñan un poderoso rol en el sostenimiento de la paz en sus respectivas comunidades y naciones. Existen estudios que evidencian que la igualdad de género ayuda a evitar conflictos, mientras que la presencia de tasas elevadas de violencia contra las mujeres guarda correlación con el surgimiento de conflictos.

Sin embargo, a pesar de estas pruebas, las medidas en pos de una mayor inclusión, liderazgo y protección de las mujeres siguen siendo insuficientes. En algunos lugares incluso se han producido retrocesos en este sentido.

En 2016, el porcentaje de adopción de acuerdos de paz con disposiciones específicas sobre género bajó a un 5 por ciento respecto del 70 por ciento alcanzado en el 2014.

En junio de 2017, 141 millones de personas se encontraban en situación de necesidad de asistencia humanitaria. Las brechas de género en contextos de asistencia humanitaria son por demás evidentes. En escenarios de conflicto y posconflicto, las tasas de mortalidad materna representan casi el doble de la proporción mundial, mientras que las niñas tienen dos veces y media más probabilidades de encontrarse fuera del sistema escolar.

Al mismo tiempo, el extremismo de características violentas está en aumento. Existen grupos extremistas y terroristas que manipulan las normas y estereotipos de género predominantes con el fin de promover sus objetivos y potenciar el reclutamiento. Mujeres y niñas no sólo son blanco de la violencia sexual que ejercen sistemáticamente, sino también de los reclutadores: las mujeres representan al menos entre el 20 por ciento y el 30 por ciento de los combatientes terroristas extranjeros.

Mientras el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se prepara para su próximo Debate Abierto sobre las Mujeres, la Paz y la Seguridad de cada año, que tendrá lugar el 27 de octubre de 2017, el informe del Secretario General referente al año 2017 pone de relieve que para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible es necesario implementar de forma plena la agenda relativa a las mujeres, la paz y la seguridad.

Las seis recomendaciones presentes en el informe ofrecen una guía para pasar de una inclusión ad hoc de las mujeres a un escenario en el que el liderazgo de las mujeres se convierta en la norma: apuntar a una implementación basada en cambios transformadores; posicionar firmemente la cuestión de género como un tema central en la agenda sobre prevención de las Naciones Unidas; invertir en análisis de calidad sobre género y conflicto; proteger a quienes defienden los derechos humanos de los miembros de la sociedad civil y las mujeres; garantizar un financiamiento sólido; y ejercer un mayor liderazgo y voluntad política.

ONU Mujeres continúa trabajando en todo el mundo con miras a lograr que las mujeres, incluso las más jóvenes, asuman roles de liderazgo en sus comunidades a fin de consolidar la paz y generar capacidad de recuperación. Mientras la ONU debate la agenda relativa a las mujeres, la paz y la seguridad, ONU Mujeres pone de relieve las voces y experiencias de diversas mujeres que contribuyen a la consolidación y el sostenimiento de la paz, reconstruyen sus vidas, sus comunidades y sus países, y se movilizan para lograr justicia e igualdad.

Justicia ya: una experiencia interactiva

En tiempos de inestabilidad, la violencia sexual y de género afecta desproporcionadamente a mujeres y niñas. Estos delitos pueden entrar en las categorías de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio, y son considerados violaciones particularmente graves del derecho internacional. Las víctimas y sobrevivientes tienen derecho a obtener justicia, pero sin pruebas, la impunidad acaba triunfando. ¿Cómo se puede obtener justicia? Este inforrelato interactivo recorre los diversos caminos hacia la justicia, presta una voz a las historias de las sobrevivientes y ofrece una mirada al rol esencial que desempeñan los equipos investigadores a la hora de acabar con la impunidad en los crímenes de violencia sexual y de género. Ver más►

Las mejores historias

“The Sepur Zarco Grandmothers” wait for a verdict during the trial of  former military officers for crimes against humanity on counts of rape, murder and slavery in Guatemala’s High-Risk Court. Photo: Cristina Chinquin

Sepur Zarco: en busca de verdad, justicia y, ahora, reparaciones
Treinta y cuatro años después de las violaciones y el sometimiento a la esclavitud sufridos por mujeres indígenas q’eqchi’ de Sepur Zarco, un tribunal de Guatemala condenó a exmilitares por crímenes de lesa humanidad. Fue la primera vez en el mundo que un tribunal nacional dictó sentencia sobre cargos de esclavitud sexual en el contexto de un conflicto armado, un crimen penado por el derecho internacional. Además, el tribunal ordenó una serie de reparaciones para las sobrevivientes y sus comunidades. Para que la justicia funcione y la paz sea sostenible, las mujeres deben poder definir y experimentar el concepto de justicia.

Hikmah Bafagih. Photo: UN Women/Ryan Brown

En las palabras de Hikmah Bafagih: "Nuestra visión consiste en crear un Islam inclusivo"
En las palabras de Hikmah Bafagih: "Nuestra visión consiste en crear un Islam inclusivo" Conozcan a Hikmah Bafagih, de Malang, en Java Oriental, Indonesia. Profesora universitaria, organizadora comunitaria, constructora de la paz, consejera, madre, esposa - Bafagih tiene muchos roles. También es una líder religiosa que dirige el ala de las mujeres de la organización musulmana más grande de Indonesia. Su visión consiste en crear un Islam inclusivo, y está acostumbrada a la oposición. Inquebrantable en su creencia de que las mujeres son creadoras de solidaridad, trabaja para empoderar a las mujeres en su comunidad, apoyar a las personas del colectivo LGBT y a aquellas que viven con el VIH.


Women listen to a presentation inside the women’s cohesion space in the refugee camp of Sayam Forage in the Diffa region. Photo:  REJEA – Niamey

Mujeres que escapan de Boko Haram hallan en campos de Níger un lugar donde recuperarse de su sufrimiento y reponerse económicamente
En el Níger, la región de Diffa, ubicada en el límite con Nigeria, alberga a más de 300.000 personas refugiadas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de los saqueos, masacres, secuestros y violaciones cometidos por militantes de Boko Haram. El 70 por ciento de las personas desplazadas son mujeres, niñas y niños. Al llegar a los campamentos para personas refugiadas y desplazadas internamente, sus necesidades más inmediatas y urgentes van más allá de un techo, comida, agua y medicamentos.  

A survivor of conflict-related sexual violence in Kosovo works on pillow production, after receiving a micro-grant. Photo: Dorina Babuni

Tras 18 años, sobrevivientes de violencia sexual ejercida durante la guerra obtienen reconocimiento legal en Kosovo
Tras dos décadas de silencio y estigmas, mujeres de Kosovo [2] que sobrevivieron a la violencia sexual durante el conflicto armado de 1998–1999 pronto recibirán reconocimiento legal y reparaciones, incluida asistencia financiera. ONU Mujeres ofrece microsubvenciones y apoyo psicosocial para que las sobrevivientes puedan recuperarse del sufrimiento que padecieron y superar las dificultades económicas que acompañaron al trauma y el abandono.

Khadeja Ramali. Photo courtesy of Khadeja Ramali.

Desde mi perspectiva: “Las mujeres son líderes del presente”
Khadeja Ramali, activista por la paz de 27 años, considera que “las mujeres libias son líderes del presente... No necesitan esperar a mañana para hacerse escuchar”. Khadeja solía pensar que la consolidación de la paz era una labor destinada únicamente a las generaciones mayores de activistas políticos. Sin embargo, su parecer cambió durante la Primavera Árabe. En la actualidad, ayuda a empoderar a otras jóvenes para que participen en la consolidación de la paz. 


Únete a la conversación

¡Crea conciencia acerca del rol de las mujeres en la consolidación de la paz y únete ahora a la conversación sobre la resolución del Consejo de Seguridad #UNSCR1325! Puedes encontrar y difundir contenidos para las redes sociales de ONU Mujeres en inglés, español y francés aquí.

Síguenos y aprende acerca del tema “Mujeres, paz y seguridad” en las siguientes plataformas:

@un_women@onumujeres@onufemmes@phumzileunwomen, on Twitter
UN WomenONU MujeresONU Femmes, on Facebook
unwomen on Snapchat
UN Women on Google+
UN Women on Instagram
UN Women on Pinterest
UN Women on LinkedIn


Notas

[1] All data from United Nations Security Council (2017), Report of the Secretary-General on women and peace and security, S/2017/861.

[2] Toda referencia a Kosovo en este sitio web ha de entenderse de plena conformidad con la Resolución 1244 (1999) del Consejo de Seguridad.