Agua - Mujeres - Páramo

El vínculo cambio climático y género ha preocupado a ONU Mujeres desde hace al menos una década. Las primeras búsquedas se expresaron en el trabajo de transversalización del enfoque de género en el programa Yasuní. Años más tarde, el equipo en Ecuador recuperó toda la experiencia vivida en relación con esta temática y convocó, en una reunión regional, a diversos actores involucrados en ella. Había una dificultad para articular los diferentes campos de especialidad. El diálogo con movimientos de mujeres, expertos en cambio climático y otros actores, dio como resultado una primera experiencia nacional muy positiva denominada FORECCSA.

Los aprendizajes fueron muchos pero uno, en particular, fue semilla para el proyecto “Sostenibilidad del páramo desde la perspectiva de género”: para trabajar en género y cambio climático era necesario identificar el vínculo de los dos ejes y articularlos en la práctica. ¿Qué faltaba para lograr ese vínculo? La articulación entre prácticas especializadas de trabajo.

El proyecto nace de la necesidad de demostrar que sin las mujeres no es posible hablar de dar soluciones al cambio climático ni garantizar desarrollo sostenible y la vida en el planeta y que, para que las mujeres estén presentes es necesario mejorar su conocimiento sobre la temática y lograr la ruptura de los estereotipos de género, de modo que ellas se empoderen y se posicionen dentro de sus comunidades, sin que ello signifique que se agregue más carga de trabajo a su cotidianidad. En síntesis, ¿cómo garantizar que las mujeres estén presentes y que se les abran las puertas pero que eso no signifique más trabajo?

Ver en línea/descargar

Descargar publicación en PDF [1960 KB]

Información bibliográfica

Cobertura geográfica: América Latina y el Caribe

Año de publicación: 2021