La voz de las mujeres frente a la COVID19: Estamos pasando dos crisis, una el agua y la otra crisis económica

Fecha: miércoles, 8 de julio de 2020

"El agüita que nos toca es poquita. Nos toca dos horas a los 22 días, y el que no recogió sus dos horas se quedó sin nada y la tiene que comprar. El problema hoy es el toque de queda. Hace 2 días vino la policía. Había dos compañeras: “un momento, no se las llevé por favor, porque yo soy la alcaldesa comunitaria. Si no las dejamos jalar agua, se van a morir de la sed.” Gloria Díaz es una alcaldesa comunitaria, parte del grupo gestor de la Red de Mujeres Hosagua y Representante de organizaciones de mujeres ante el CODEDE (Consejo departamental de desarrollo)

Historia COVID-19 programa MELYT
Gloria nos explica que se ubican en “la parte media de las comunidades del departamento de Chiquimula” en la zona del Trifinio, Guatemala, y que en su comunidad cuentan con 1617 familias y 8027 personas. Frente a la crisis de la pandemia, Gloria nos declara “la verdad es que estamos pasando dos crisis: una el agua y la otra crisis lo económico”. Fotos: Programa MELYT

Una inseguridad hídrica cada día más severa

Historia COVID-19 programa MELYT
Gloria se pregunta: “¿Y cómo va a hacer una sola persona para jalar el agua ahorita? ¿Qué vamos a hacer estos días de cuarentena? Y no la podemos comprar, porque no hay trabajo”. Organizaciones que fortalecen a las mujeres. Foto: Programa MELYT.

En la comunidad de Gloria, llevan años con problemas de agua. La fuente de agua se encuentra a 28 km y solo reciben agua cada 22 días en su sector. Ante las medidas impuestas por la cuarentena, Gloria ha tenido que interceder, como alcaldesa comunitaria, para que las mujeres pudieran recoger un agua que, en estas circunstancias económicas, ya tampoco pueden comprar. “Le vamos a dar permiso a una persona nada más -fue la respuesta que recibió".

Organizaciones que fortalecen a las mujeres

Hemos conocido a Gloria gracias al Programa MELYT -un proyecto de Onu mujeres financiado por la Agencia Italiana de Cooperación al Desarrollo AICS- que está trabajando con la Red de Mujeres HOSAGUA en la zona del Trifinio, por su aporte al desarrollo económico local para las mujeres en diferentes ámbitos. “Indirectamente se apoya a los grupos de mujeres que son parte de la Red HOSAGUA en sus diferentes acciones -nos explica Nuria, referente de ONU Mujeres-. En este caso, Gloria tiene esa responsabilidad de ser lideresa comunitaria y aparte de eso tiene un grupo de mujeres en la Asociación de Mujeres Progresistas.”

Retenemos el agua de la lluvia

La Asociación cuenta con un terreno forestal de 4 manzanas, prestado por una asociada, en el que pudieron construir un embalse para recoger agua de lluvia que les sirviera para regar. En él recolectan 442 000 litros de agua. Este año el embalse no pudo alcanzar su máxima capacidad y “por eso nosotros ya tenemos más de un mes de no tener agua para los riegos”. Gracias al esfuerzo del grupo de mujeres, esta comunidad es la única que logró un embalse. Para fortalecer la seguridad hídrica y las importantes implicaciones que esta tiene en la autonomía de las mujeres, MELYT colaborará con el proyecto Promoviendo la Seguridad Hídrica en la Cuenca del Río Lempa, que está impulsando la OEA, y apoyará la elaboración de diagnósticos sobre la situación del agua en la región del Trifinio.

Y viene a sumarse ahora la crisis de la pandemia

Historia COVID-19 programa MELYT
Foto: Programa MELYT.

La Asociación de Mujeres Progresistas que lidera Gloria cuenta con 162 mujeres, 54 jóvenes y 6 hombres. Todos sus productos se comercializan de forma comunitaria:

“Nos dedicamos a los huertos comunitarios, a los bancos de semillas que son nativos de la comunidad, a las artesanías, a los emprendimientos de bordados y reciclaje. Tenemos también lo que es el té de limón. Los fondos que percibimos de las ventas es individual de las señoras. De las verduras hacemos la venta y se divide entre las señoras para que tengan su dinero y compren su huevito. Tenemos 5 huertos comunitarios, pero ahora no podemos vender las verduras. Aunque era poquito, le vendíamos a la escuela. Y nos afecta que no tenemos tampoco agua para regar.”

Emprendedoras capaces…

Desde el grupo gestor de la Junta Directiva, la Asociación apoya 18 comunidades potenciando procesos organizativos e intercambio de experiencias. El proyecto MELYT ha venido trabajando en el fortalecimiento de capacidades y el emprendedurismo a través de Alterna porque la autonomía económica y el empoderamiento de las mujeres necesita mujeres formadas e informadas. La Asociación ha participado también en esta iniciativa. Frente al nuevo panorama de la pandemia, Gloria nos manifiesta su preocupación y comprendemos que este tipo de intervenciones pueden aumentar la resiliencia de las comunidades, que hoy enfrentan la COVID19:

“Ahorita el grupo de mujeres vamos a tener una gran pérdida. Y en la comunidad, todas las mujeres me manifiestan que no pueden ir al mercado, por el transporte. No pueden vender sus verduras. Tampoco podemos ir a comprar alimentos porque no hay transporte y la verdad es que ya no sabemos ni qué hacer. Tampoco hay ingreso económico con los esposos porque no están yendo a trabajar y ya no tenemos alimento para nuestros hijos. Y la verdad es que ya no hallamos ni qué darles.”

… en emprendimientos con valor

Tras la llegada de la pandemia y después de una breve interrupción de estas actividades para fortalecer las empresas de mujeres , Nuria nos comenta esperanzada que MELYT va a retomar el esfuerzo para fomentar la autonomía económica de las mujeres, de nuevo de la mano de Alterna y la iniciativa “enlaces”. En esta fase, la iniciativa buscará “empresas ancla” que sumen valor a los modelos de negocios de emprendedoras del área del Trifinio. Es decir, empresas que puedan potenciar a otras empresas en el área del Trifinio transformando sus productos, ampliando sus redes de distribución y/o acelerando su presencia en mercados que las pongan en el radar de las oportunidades (aquí puedes obtener información).

Cuando logremos superar esta crisis sanitaria, la recuperación del tejido productivo, especialmente entre las poblaciones más vulnerables y afectadas por la crisis -como las mujeres-, requerirá este tipo de esfuerzos. En palabras de Gloria: “Para nosotras como lideresas es un gran compromiso y la verdad que uno, como dice, estamos llorando sangre por la situación en la que estamos. Esto nos va a afectar bastante en todo y necesitamos retomar estos procesos que se han quedado cortados a raíz de esta crisis.”

 


Como una de las acciones de respuesta al desafío de hacer local la agenda global del desarrollo sostenible, la Oficina regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, ha lanzado en 2018 el programa MELYT Mujeres, economía local y territorios, financiado por  la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS), para dar asistencia técnica a los países de la región SICA, que han mostrado interés en la territorialización del eje de autonomía económica de las mujeres de la PRIEG/SICA (Política Regional de Igualdad y Equidad de Género del Sistema de Integración Centroamericana)