Foro Generación Igualdad: América Latina y el Caribe avanzan hacia la igualdad de género, pero quedan desafíos pendientes

Fecha: lunes, 29 de marzo de 2021

América Latina y el Caribe ha conseguido un notable progreso, principalmente, en cuanto a la adopción de marcos legales que respaldan la igualdad de género y los derechos de las mujeres, así como en lo relativo a la visibilización de problemas como la violencia de género o la escasa presencia de mujeres en los puestos de decisión.

Sin embargo, estos avances no son suficientes para revertir una situación de desigualdad que se remonta a siglos atrás y quedan importantes retos. “Tenemos que superar ampliamente los discursos ambiguos… Cuando el movimiento dice ni una más, ni una menos, es un deber que tenemos en toda la región para transformar esta cultura que habilita a la violencia” afirmó Cecilia Alemany, Directora Regional Adjunta de ONU Mujeres en el evento “Avances y desafíos en materia de igualdad de género en América Latina y el Caribe”, organizado en el marco del Foro Generación Igualdad, que se celebra virtualmente hasta el 31 de marzo en la Ciudad de México. La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres de México, país anfitrión, Nadine Gasman, celebró esta instancia: “El Foro Generación Igualdad es una oportunidad única para promover los derechos humanos de las mujeres. Queremos transformar la vida de las mujeres y los marcos normativos son un paso.”

La crisis provocada por el COVID-19 ha exacerbado las brechas de desigualdad en las que transcurre la vida de millones de mujeres y niñas. Las mujeres se han visto afectadas de forma desproporcionada por la pérdida de empleo, la falta de acceso a los medios de subsistencia y la sobrecarga de cuidados. La pandemia tuvo un impacto especialmente grave en las mujeres que se enfrentan a una discriminación múltiple, basada en su raza, etnia, edad, discapacidad y otros factores, profundizando las brechas y los desafíos preexistentes.

“Uno de los retos que tenemos en la región es incorporar en la política y en las economías metas específicas relativas a las mujeres y los impactos diferenciados con las mujeres”, dijo durante su intervención la Vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell.

En el contexto de las viejas y nuevas amenazas, la región de América Latina y el Caribe ha generado modelos transformadores e innovadores para lograr la igualdad de género. Uno de los ejemplos es la renta universal puesta en práctica por Colombia. “Tuvimos como prioridad a las mujeres madres cabeza de familia, a las mujeres rurales, y uno de los criterios diferenciadores fue la economía de cuidados. ¿Resultado? cerca del 65% de los beneficiados principales son mujeres, lo cual nos va a llevar a mitigar de manera importante esa brecha de pobreza que cada vez tiene más cara de mujer”, explicó Gheidy Gallo, Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer de Colombia.

Otro de los procesos innovadores de la región es la llamada “canasta básica digital”, una propuesta para promover el acceso a las tecnologías digitales y así revertir las barreras socioeconómicas, propiciando o mejorando oportunidades económicas de las mujeres.

“A pesar de los grandes avances, estos no se traducen en mayores beneficios para las mujeres”, dijo Mónica Novillo, Coordinadora de la Mujer de Bolivia y Coordinadora de REPEM. “Tenemos que cuidar la noción de igualdad de género. Impulsar la igualdad de género nos ayuda a avanzar en otros objetivos, más allá de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU), que nos hemos propuesto para nivelar las brechas de desigualdad que estamos viviendo”, agregó.

Durante el intercambio, las integrantes de este panel compartieron estrategias que han servido desde su experiencia en la lucha por una agenda de género sólida, que aborde la diversidad e imponga distintos asuntos que son urgentes para la construcción de una sociedad verdaderamente justa, igualitaria e inclusiva.

Otilia Luz de Cotí, del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), expuso como las alianzas han sido indispensables en los logros alcanzados: “Las diputadas nos organizamos en una sola bancada, tuvimos una alianza con los medios de comunicación, hicimos incidencia con todos los diputados y las diputadas que ejercían influencia en el congreso de la República y todas las organizaciones del movimiento de mujeres y feministas. Esa fue una estrategia exitosa con el propósito de lograr los tres debates que lleva un proyecto de ley. Las alianzas son sumamente importantes para lograr y optimizar recursos y lograr el gran objetivo que una se ha trazado en relación con la promoción de los derechos humanos de las mujeres”.

El evento contó también con la participación de la edila uruguaya Camila Ramírez; de la presidenta de la ONG Geledés - Instituto da Mulher Negra en Brasil, Nilza Iraci; de Ludmille Lyver, representante de la Fundación Toya de Haití, y de Nadia Sánchez de la Fundación She Is y del Women Economic Fund, quienes desde sus perspectivas aportaron la importancia de la mirada transversal, de la necesidad de aún abogar por mayores avances en la inclusión de las diversas interseccionalidades.

Ver grabación del evento [Facebook Live]

Contactos:
José Baig, Asesor Senior de Comunicaciones
jose.baig@unwomen.org | (+31) 630 156 143

Pamela Ogando, Relación con medios
pamela.ogando@unwomen.org | (+507) 6293 4493