BCIE y ONU Mujeres firman acuerdo para impulsar mipymes lideradas por mujeres

El acuerdo de contribución no reembolsable por US$1 millón se sumará al Fondo de Garantías del BCIE para para asegurar el acceso a créditos a empresarias afectadas por la pandemia de COVID-19

Fecha: martes, 8 de junio de 2021

Tegucigalpa, 7 de junio de 2021.- Con la finalidad incrementar la inclusión financiera de las mujeres frente a la crisis generada por la pandemia, el BCIE y ONU Mujeres (por medio del Programa MELYT) firmaron un acuerdo de contribución financiera no reembolsable por US$1 millón.

Los recursos se sumarán al Fondo de Garantías creado por el BCIE en 2020 como instrumento financiero complementario de cobertura riesgo crediticio para las micro, pequeñas y medianas empresa (MIPYMES). En este caso, con especial énfasis de garantizar el acceso a crédito a empresarias afectadas económicamente por la COVID-19, permitiéndoles restablecer sus capacidades productivas, restauración y generación de empleo.

“Este acuerdo va en línea a nuestro eje estratégico de equidad de género, mediante el cual apoyamos e impulsamos programas y proyectos que favorezcan la igualdad de oportunidades y de condiciones económicas y sociales en la población. La inclusión financiera es una herramienta de vital importancia para que las mujeres puedan hacer frente a las dificultades que hoy vivimos coyunturalmente, a su vez que contribuyen con la reactivación económica de la región”, expresó el presidente ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi.

“Las empresas dirigidas o integradas en su mayoría por mujeres son más rentables, lo dicen las cifras. Lamentablemente, son estas empresas las que reciben menos capital de riesgo y menos financiamiento. Este fondo de garantías con el BCIE apunta a corregir esa injusticia histórica y garantizar que las empresas lideradas o integradas por mujeres puedan hacer una contribución efectiva a la sociedad, pero también al empoderamiento económico de las mujeres y, en definitiva, a su independencia”, dijo María Noel Vaeza, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe.  

El Fondo de Garantías fue creado por el BCIE en el marco de la Facilidad de Apoyo al Sector Financiero del Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19 y de Reactivación Económica del BCIE y actualmente cuenta con recursos por hasta US$28.1 millones, con aportes provenientes del BCIE por US$14.0 millones y de la Unión Europea en el marco de su Facilidad de Inversión para América Latina (LAIF) (por sus siglas en inglés) por US$14.1 millones.

ONU Mujeres, reconociendo la importancia de apoyar a las empresarias y emprendedoras a superar el impacto económico de la pandemia, así como para identificar las nuevas oportunidades de negocios que puedan surgir como resultado de la misma, se suma como contribuyente al Fondo de Garantía con este aporte de US$1.0 millón.

Este acuerdo es parte de las alianzas estratégicas realizadas por el BCIE con el objetivo de reducir la brecha de acceso a crédito de las mujeres en la región, así como impulsar su inclusión financiera y empoderamiento económico.

El programa Mujeres, Economía Local y Territorios (MELYT) de ONU Mujeres impulsa la consolidación y expansión de plataformas territoriales de servicios para el emprendimiento femenino que prestan servicios financieros y no financieros mediante una estrategia de implementación multinivel y cuenta con el financiamiento de la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS).

 
Acerca del BCIE

El BCIE fue creaedo en 1960 como el brazo financiero de la integración y el desarrollo de la región. Sus recursos se invierten continuamente en proyectos con impacto en el desarrollo para reducir la pobreza y las desigualdades, fortalecer la integración regional y la inserción competitiva de los socios en la economía mundial, otorgando especial atención a la sostenibilidad del medio ambiente. El BCIE tiene su sede en Tegucigalpa con oficinas en toda Centroamérica.

La solidez financiera del BCIE como el mejor crédito de América Latina se respalda en su alta calificación crediticia otorgadas por las distintas agencias internacionales: Standard & Poor’s con una calificación de AA, Moody’s con una calificación de Aa3, y Japan Credit Rating con AA.