Declaración: Pramila Patten, Directora Ejecutiva a.i de ONU Mujeres, hace un llamado a los líderes talibanes para que incluyan a las mujeres en la próxima entidad de gobierno

Fecha: jueves, 2 de septiembre de 2021

"Tomo nota de los compromisos públicos asumidos por el portavoz de los talibanes de defender los derechos de las mujeres ‘en el marco del Islam’, incluido el derecho de las mujeres a trabajar, a cursar estudios superiores y a participar activamente en la sociedad, así como el derecho de las niñas a asistir a la escuela. La inclusión inmediata de las mujeres en la estructura de gobierno de los nuevos dirigentes de Afganistán será la máxima prueba para los talibanes", declaró la Sra. Patten.

El desarrollo pleno y completo de Afganistán y la causa de la paz requieren la participación igualitaria y significativa de las mujeres en todos los ámbitos, incluida la vida pública y política. La plena participación de las mujeres es esencial, no sólo para su empoderamiento, sino también para el avance de la sociedad en su conjunto. Los dirigentes talibanes deben tomar medidas contundentes para incluir plenamente a las mujeres en la toma de decisiones a todos los niveles, en el ámbito nacional e internacional, para que puedan seguir contribuyendo a los objetivos de igualdad, desarrollo y paz.

La ley suprema de Afganistán, la Constitución aprobada en 2004, incluye disposiciones claras sobre la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, entre ellas la participación de las mujeres en la vida política del país. Afganistán también ratificó, sin reservas, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y adoptó, en 2015, un Plan de Acción Nacional sobre Mujeres, Paz y Seguridad para garantizar la plena aplicación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad. Estos compromisos son vinculantes y deben cumplirse de inmediato.

"Ahora que Afganistán emprende la construcción de un nuevo futuro, hago un llamado a los dirigentes talibanes para que (1) reafirmen su compromiso de cumplir con las disposiciones constitucionales y los tratados internacionales que garantizan la igualdad a todos los ciudadanos (y ciudadanas); (2) garanticen la participación plena y equitativa de las mujeres en los procesos políticos y de toma de decisiones; (3) aseguren la protección de las mujeres frente a las amenazas y los ataques basados en género, que violan sus derechos e impiden su participación efectiva; y (4) reafirmen el objetivo de lograr una amplia representación en la vida pública, asegurando a las mujeres la plena igualdad en el ejercicio del poder político y económico", dijo la Sra. Patten.

"En relación con la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptada ayer, 30 de agosto, en la que se reafirma la importancia de defender los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres, y se alienta a todas las partes a buscar un acuerdo político inclusivo y negociado, que asegure la representación plena, equitativa y significativa de las mujeres, hago un llamado a la comunidad internacional a mantener su atención y acción para garantizar que los derechos de las mujeres no sean negociables", añadió la Sra. Patten.

Las activistas afganas han luchado por sus derechos y han logrado avances significativos. Estos logros, conseguidos con tanto esfuerzo, no pueden revertirse ni retroceder. La inclusión de las mujeres en la arquitectura de la gobernanza será el desafío más crucial de los nuevos dirigentes políticos de Afganistán. Hay que actuar con urgencia para garantizar la plena participación de las mujeres en la vida pública y política de Afganistán.