La Pluma Invitada

Tolerancia cero a la violencia contra las mujeres

Fecha: martes, 19 de mayo de 2015

Por: Eleonora Menicucci, Ministra de Estado de la Secretaría de Políticas para las Mujeres de Brasil

Nuestro gobierno, liderado por la presidenta Dilma Rousseff, tiene tolerancia cero ante la violencia contra las mujeres. En un país democrático donde se consolidan las instituciones, debemos romper con la cultura de la banalización de la violencia. Esta es una tarea de todos los poderes - Ejecutivo, Legislativo, Judicial - y la sociedad y civil.

Por lo tanto, estamos implementando uno de los programas más audaces de enfrentamiento a la violencia de género, "Mujer, vivir sin violencia", que pone en práctica, de hecho, la ley Maria da Penha en las zonas rurales, urbanas y de ribera en todo el país.

Eleonora Menicucci
Eleonora Menicucci, Ministra de Estado de la Secretaría de Políticas para las Mujeres de Brasil
El programa tiene seis ejes estratégicos. El primero es la Casa de la Mujer de Brasil, que ya está en marcha y funcionando en Campo Grande/ MS, y pronto en todas las capitales brasileñas. El sitio reúne todos los servicios de atención a mujeres en situación de violencia: bienvenida, apoyo psicosocial, la Policía Especializada, Corte Especializada sobre Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer, la Promotora Especializada, Defensoría Pública, servicio de promoción de la autonomía económica, sala de juegos para niñas y niños, albergue temporal y central de transporte. Lo importante es el acceso a todos los servicios en un día solamente y la posibilidad de obtener en este mismo lugar una medida de protección. La Casa abierta en Campo Grande ha atendido, en dos meses de funcionamiento, 1.427 mujeres, lo que demuestra la brecha que existía en el estado. En mayo, la segunda casa será inaugurada en Brasilia, y se encuentra en obras otras en Salvador (BA), São Luís (MA), Boa Vista (RR), Fortaleza (CE) y Curitiba (PR).

El segundo eje se refiere a la “Central de Atendimento à Mulher – Ligue 180”, que se convirtió en línea de denuncia en 2014, a través de la Ley 13.025/2014. Por medio del “Ligue 180”, el tratamiento de las mujeres en situación de violencia ha sido acelerado y la queja ahora puede generar un informe de policía. En 2014, la Central ha atendido 485.105 denuncias, siendo 52.957 relatos de violencia. Llamó la atención también el aumento de llamadas desde las zonas rurales, que ha crecido cuatro veces entre 2013 y 2014. Parte de esta internalización puede ser acreditada a la labor de las unidades móviles - autobus y barco - que llevan informaciones sobre el servicio a los puntos más lejanos de las capitales.

Las unidades móviles son otro eje estratégico del programa “Mujer, vivir sin violencia”. A través de ellas, empezamos el acceso universal de las brasileñas a los servicios asistenciales. El gobierno brasileño ha entregado 54 autobuses a todos los estados que llevan a las mujeres rurales y de la floresta, servicios e información y además capacitación sobre los derechos de la Ley Maria da Penha. Por medio del enlace con la Caixa Econômica Federal, a través del barco-agencia, este servicio llega a un archipiélago de la Isla de Marajó / PA, y pronto empezará a navegar en el río São Francisco y el río Amazonas.

Otro de los ejes estratégicos es la organización y la humanización de la atención a las víctimas de violencia sexual. Entre otras acciones, están la mejora de la recolecta y custodia de los rastros de violencia sexual; ampliar los flujos y protocolos de atención a las víctimas; e integrar los servicios de referencia en materia de salud. El material será guardado, de acuerdo con la ley, y expertos del Instituto de Medicina Legal (IML) validarán el informe que servirá como prueba en el proceso judicial.

Un gran avance para la consecución a estos objetivos fue la publicación el 26 de marzo de este año, de la “Portaria Interministerial 288”, que guía a la organización y la integración de la atención a víctimas de violencia sexual. Para eso, los profesionales de la seguridad pública y el Sistema Único de Salud (SUS) reciben capacitación para una atención humanizada a las víctimas.

El programa "Mujer, Vivir sin Violencia" también incluye la implementación y el mantenimiento de los Centros de Asistencia a la Mujer en las regiones de frontera seca. Tres centros están en funcionamiento, con el cuidado básico para las mujeres víctimas de la trata con fines de explotación sexual: Pacaraima (RR), Oiapoque (AP) y Foz do Iguaçu (PR). Estamos ampliando a siete (Corumbá/MS, Ponta Porã/MS, Jaguarão/RS, Santana do Livramento/RS, Bonfim/RR, Tabatinga/AM y Brasiléia/AC).

Llevamos a cabo campañas para sensibilizar a la sociedad brasileña por medio del apoyo a la causa de la tolerancia cero a la violencia contra las mujeres. Este es otro eje estratégico del programa.

Además de todas estas acciones, actuamos para que nuestra legislación aún más fuerte. Durante la semana del 8 de marzo, la presidenta Dilma Rousseff, firmó la ley de feminicidio (Ley 13.104 /2015), que convierte en crimen el asesinato de mujeres por cuestiones de género. De esta manera, Brasil pasó a ser el 16º país de América Latina, que tipifica el crimen de feminicidio, con pena de 12 a 30 años de prisión, y puede ser agravada de un tercio hasta la mitad si el asesinato se produce delante de los niños, si la persona estaba embarazada, menor de 14 años, mayor de 60 años o si es una persona con discapacidad.

Me siento orgullosa de estar al frente de este Ministerio de Políticas para Mujeres y apoyar a la presidenta Dilma en esta lucha incansable y diaria que es el enfrentamiento a la violencia contra las mujeres.