“Laudelina”, una ‘app’ al servicio de las trabajadoras domésticas en Brasil

Laudelina es ya una realidad y tiene como objetivo proteger legalmente a las trabajadoras domésticas y promover una red social privada entre las profesionales de ese sector.

Fecha: miércoles, 17 de agosto de 2016

La idea de desarrollar esta aplicación surgió en el marco del proyecto apoyado por el Fondo para la Igualdad de género de ONU Mujeres Trabajadoras Domésticas: construyendo igualdad en Brasil, desarrollado por Themis, FENATRAD y el Fondo Elas.


“Existen más de 6 millones de trabajadoras domésticas que son un valor social muy importante para la economía de Brasil”, comenta Creuza María Oliveira, presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Trabajadoras Domésticas (FENATRAD), de ese país.

En un video promocional de apenas un minuto, Creuza presenta el proyecto de la aplicación para teléfonos móviles Laudelina, propuesta de la organización Themis – Género, Justicia y Derechos Humanos, y una de las vencedoras del premio de Desafío de Impacto Social de Google 2016.

Laudelina es ya una realidad y tiene como objetivo proteger legalmente a las trabajadoras domésticas y promover una red social privada entre las profesionales de ese sector.

La aplicación contará con una serie de servicios de gran utilidad para empoderar y aumentar el conocimiento de las trabajadoras domésticas brasileñas. Podrán tener una guía didáctica e interactiva de sus derechos laborales en un lenguaje accesible, una calculadora de beneficios, una lista de los órganos de protección de sus derechos más cercanos a la ubicación de las usuarias, y hasta podrán montar una red de contactos entre las trabajadoras en la misma región en caso de que necesiten apoyo por cualquier cuestión de defensa de derechos laborales, o información sobre su acceso a servicios en caso de accidente laboral, agresiones sexuales u otros problemas recurrentes a los que suelen enfrentarse.

“Con los beneficios de la calculadora pueden ingresar el día de entrada en el trabajo, su salario y si hacen horas extras, para luego calcular cuánto tendrían que recibir, o si por el período trabajado pueden solicitar vacaciones, por ejemplo”, explica Michele Savicki, coordinador del Proyecto de Themis.

El trabajo en red es también una parte importante del proyecto, ya que, como señala Savicki, esas trabajadoras, en general, están solas en la casa del empleador o empleadora. “Sabemos que, en la historia de lucha de las trabajadoras domésticas, esa organización colectiva es muy importante, y ellas tienen dificultades porque pasan tiempo solas y no tienen colegas cerca como en otras profesiones. Esta es una buena vía para compartir ideas y que se organicen”, dice.

La idea de desarrollar esta aplicación surgió en el marco del proyecto apoyado por el Fondo para la Igualdad de género de ONU Mujeres Trabajadoras Domésticas: construyendo igualdad en Brasil, desarrollado por Themis, FENATRAD y el Fondo Elas, que durante tres años reunió a sindicatos de trabajadoras domésticas de varios estados del país. Este trabajo fue fundamental para comprender las necesidades que vive este colectivo en Brasil, ampliar sus derechos con la aprobación de nuevas leyes de regulación del trabajo y vincular todo este proceso acumulado con las nuevas tecnologías como herramienta para facilitar el acceso a esos derechos. La iniciativa cuenta también con el apoyo de la Fundación Ford, el Ministerio Público del Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo.

La aplicación, bautizada en homenaje a Laudelina de Campos Melo, fundadora en 1936 de la primera asociación de trabajadoras domésticas en Brasil, se desarrollará en agosto 2016, cuenta con un plazo de seis meses para ponerla a prueba y se prevé que la implementación a nivel nacional suceda en 2017, con evaluaciones externas durante ese año.

La ‘app’ Laudelina va a tener más impacto en las vidas de las mujeres negras de las clases populares, que constituyen la mayoría de las trabajadoras domésticas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional por Muestra de Domicilios (PNAD) en el primer trimestre de 2015, Brasil tenía 6,019,000 personas en el sector. De esta cifra, el 92% eran mujeres, y de ellas, 61% mujeres negras (PNAD, 2011). Según la PNAD de 2011, estas mujeres tenían unos ingresos medios por debajo del salario mínimo, niveles de educación muy bajos y sólo el 24,5% estaban trabajando con un contrato formal.

Laudelina va a proporcionar una mayor fiscalización de los órganos de inspección del trabajo en Brasil, como el Ministerio Público del Trabajo o Justicia del Trabajo, quienes participarán como colaboradores y aliados del desarrollo de la ‘app’.

Para conocer más sobre la aplicación acceda al siguiente video


Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género