El Salvador aprueba prohibir matrimonio infantil y uniones tempranas

“Se ha dado un paso significativo para la protección y respeto de niñas y adolescentes”

Fecha: jueves, 17 de agosto de 2017

Foto: ONU Mujeres
Foto: ONU Mujeres

El matrimonio infantil y las uniones tempranas fueron prohibidas en El Salvador tras la aprobación de la Asamblea Legislativa. ONU Mujeres, UNICEF y UNFPA calificaron como muy positivas estas reformas al Código de Familia, y consideraron que con esta decisión de las diputadas y los diputados se ha dado un paso significativo para mejorar la protección y el respeto de los derechos de las niñas y adolescentes en el país.

“Con la prohibición del matrimonio infantil, precoz y forzado, el Estado salvadoreño está enviando un mensaje claro de no permitir prácticas de violencia y discriminación en contra de las niñas y adolescentes, con ello las protege y a la vez les abre oportunidades para su desarrollo personal, de sus familias y de la sociedad”, declaró Ana Elena Badilla, Representante de ONU Mujeres.

En 2014, la Encuesta Nacional salvadoreña arrojó que el 29.1% de mujeres de entre 20 y 49 años se casó antes de cumplir la mayoría de edad. Y en 2012, agencias de Naciones Unidas registraron que un 45% de niñas entre 10 y 17 años de edad que tuvieron un parto ese año estaban unidas cohabitando con su pareja antes del embarazo.

La aprobación en la Asamblea Legislativa se logró con 76 votos a favor, y el consenso de todos los grupos parlamentarios.

Foto: ONU Mujeres
Foto: ONU Mujeres

“Es muy alentador que estas reformas hayan sido decididas de forma unánime por la Asamblea Legislativa. De esta forma, ha cerrado una importante brecha legal favoreciendo a las niñas, mejorando su protección y armonizando la legislación nacional con los compromisos internacionales del país. Abolir prácticas nocivas como el matrimonio infantil y las uniones tempranas es un gran paso adelante”, dijo el Coordinador Residente de las Naciones Unidas en El Salvador, Christian Salazar.

ONU Mujeres, junto con otras agencias del Sistema de Naciones Unidas, UNICEF y UNFPA, dio asistencia técnica y financiera a la Comisión de La Familia, Niñez, Adolescencia, Adulto Mayor y Personas con Discapacidad, así como intercambio de experiencias para un adecuado análisis de la reforma al Código de Familia y demás disposiciones legales, e impulsó el tema en la agenda pública de El Salvador a través de medios y redes sociales.

Estas reformas abonan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular al ODS 5 que plantea como una de sus metas la eliminación del matrimonio infantil, precoz y forzado.

Las tres agencias de Naciones Unidas hicieron, además, un llamado al Estado y a la sociedad salvadoreña para que esta reforma y su aplicación se acompañe de acciones sociales para denunciar los delitos sexuales contra las personas menores de 18 años y para impedir la práctica –desde hoy fuera de la ley– de las uniones tempranas, el matrimonio infantil y el embarazo adolescente.

“Reconocemos el aporte de las instituciones de gobierno, organismos no gubernamentales y medios de comunicación, para la prohibición del matrimonio infantil y les invitamos a continuar trabajando por la protección de las niñas y adolescentes”, expresó el Representante de UNFPA en El Salvador, Hugo González.

Otro aspecto que resaltaron fue la necesidad reforzar los mecanismos para la persecución penal de los abusos sexuales contra niñas y adolescentes, ya que los matrimonios infantiles y uniones tempranas, en muchas ocasiones, han ocurrido para asegurar la aceptación social del embarazo, producto de violaciones o estupro.

En 2015, un estudio realizado por el Ministerio de Salud y UNFPA sobre embarazo adolescente contabilizó que entre niñas de 10 y 12 años, una de cada dos identificó claramente haber sido obligada a sostener relaciones sexuales. Y entre las niñas de 10 a 17 años, 5 de cada 10 expresaron haber sido obligadas a unirse.

ONU Mujeres, UNICEF y UNFPA confirmaron que continuarán apoyando al país en las acciones que conduzcan a la erradicación del matrimonio infantil y de las uniones tempranas, así como otras orientadas a garantizar el respeto pleno de los derechos humanos de la niñez y adolescencia salvadoreña.

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género