Desde mi perspectiva: “Debemos entender que somos creadoras y podemos ser usuarias críticas de la tecnología, con un rol activo en su escritura”

Melina Masnatta es emprendedora social en tecnología y educación, apasionada del arte digital, quien fundó en 2015 “Chicas en tecnología” junto a tres colegas. Habló con ONU Mujeres sobre los sesgos y discriminaciones de género presentes en el ambiente de la tecnología, su trabajo en pos de cambiar esta realidad para las mujeres argentinas y los desafíos venideros.

Fecha: lunes, 14 de enero de 2019

Melina Masnatta

Las mujeres no tenemos roles modelos en el ámbito de tecnología con impacto social, ni existe en el imaginario colectivo o en las tendencias de marketing una idea clara sobre cómo innovar y generar además un impacto social. Creo fuertemente que las primeras personas a las que les cuesta vernos como productoras y creadoras de tecnología, somos nosotras mismas y las causas son múltiples, empezando por las barreras culturales y sociales

Tuve un recorrido de 11 años aproximadamente en programas y proyectos de implementación de tecnología en procesos educativos formales y no formales; como también en investigaciones. Lo que me dio la oportunidad para conocer la distancia y brecha de género existente entre quienes educan - 70% mujeres- y quienes programan y diseñan -mayoritariamente hombres-. En esos espacios descubrí el sesgo inconsciente y cognitivo que sufrimos en el ambiente tecnológico y que impacta para el progreso profesional y personal en donde estemos: ya sea enseñando con tecnología, como utilizando la misma para comunicarnos en nuestra vida diaria.

Cuando se llega a un ambiente que está en creación, ebullición y expansión -como la tecnología-, hay una discriminación de quienes se consideran aptos; y ahí hay una diferenciación social muy alta sobre quienes están más valorados en sus aptitudes y a quienes le otorgan el poder de decisión.

Por este motivo en 2015 fundamos “Chicas en tecnología”, una organización sin fines de lucro para motivar, formar y acompañar a la próxima generación de mujeres líderes en tecnología a través de programas e iniciativas. Nos definimos más como un startup consciente o emprendimiento con impacto social, porque a través de programas e iniciativas trabajamos con las jóvenes mujeres, pero también con sus ecosistemas, es decir pensamos en un cambio sistémico y sostenible para cerrar la brecha de género en tecnología.

Es clave entender el peligro y la pérdida económica que implica no tener equipos diversos, en las empresas e instituciones públicas, que brinden miradas diferentes. Cuando se habla de la próxima persona que innove en tecnología con impacto social; es muy difícil que se piense en una mujer, latinoamericana y aún más, argentina. Lo que estamos haciendo es trabajar para construir el camino que va a hacer posible que exista esa mujer.”


ODS 5: Igualdad de géneroODS 8: Trabajo decente y crecimiento económicoODS 4: Educación de calidad

Melina Masnatta, nacida en Playa Unión, Chubut, es Tecnóloga educativa. Magíster y Especialista en Tecnología Educativa (Universidad de Buenos Aires -UBA-) Recientemente finalizó las becas del Programa de Liderazgo y Competitividad Global de la Universidad de Georgetown. También participó de becas como el programa de mentoreo de Voces Vitales y Global Internet Policy Observatory. Sus trabajos e intereses se centran en empoderamiento de jóvenes, brecha de género, innovación, creatividad y enseñanza. Actualmente se especializa en creatividad, formación, empoderamiento de jóvenes y brecha de género y se desempeña como co-fundadora de “Chicas en tecnología”.