ONU Mujeres condena el asesinato de la hondureña activista de los derechos humanos, Lesbia Yaneth Urquía

Fecha: viernes, 8 de julio de 2016

El atroz asesinato de Lesbia Yaneth Urquía se suma a la larga lista de femicidios y actos de violencia que sufren las activistas y defensoras de derechos humanos en Latinoamérica y el Caribe, quienes están realizando una labor en beneficio y provecho de la gente, la vida, la justicia, la libertad, la solidaridad y el desarrollo sostenible. Aun conmocionadas por el asesinato de la ecologista Berta Cáceres, esperamos que el Estado hondureño continúe con los esfuerzos para prevenir esta violencia y establezca las penas y sanciones acordes con la legislación nacional vigente e internacional de los derechos humanos.

Nos preocupa sobremanera que las mujeres defensoras de los derechos humanos y las mujeres políticas sean víctimas de amenazas, violencia y asesinato, por el hecho de su labor y por razones de género. Preocupa especialmente que estos actos sean sistemáticos contra las defensoras de derechos humanos. Frente a ello, reivindicaríamos la responsabilidad de los Estados de proteger a la población contra dichos crímenes.

Instamos a implementar las legislaciones y otras medidas para prevención, sanción y reparación del acoso o violencia contra las mujeres que ocurran en cualquier espacio de la vida pública o política y cuyo objetivo es precisamente amedrentarlas para no defender los derechos humanos, lo que afecta gravemente al ejercicio de los derechos políticos, sociales, individuales de las mujeres y a vivir una vida sin violencia y discriminación.

ONU Mujeres se suma a la comunidad nacional e internacional para exhortar al Estado hondureño a que investigue y establezca responsabilidades sobre este y casos similares con la debida diligencia.