Igualdad de Género: Avances y Desafíos de Uruguay en Perspectiva Regional

Fecha: viernes, 20 de mayo de 2016

Lara Blanco, Directora Adjunta para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres; Directora de INMUJERES, Mariella Mazzotti y Denisse Cook, Coordinadora de ONU/Presidencia Uruguay

ONU Mujeres y el Instituto Nacional de las Mujeres de Uruguay, firmaron este miércoles un memorándum de entendimiento. En dicho marco, la directora adjunta de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, Lara Blanco, analizó los desafíos y los avances de Uruguay en materia de igualdad de género, y destacó la situación laboral de las mujeres uruguayas cuya tasa de participación se encuentra por encima de otros países de la región.

La representante regional destacó que Uruguay logró capitalizar el crecimiento económico protagonizado por dicho país en la última década lo que fue canalizado con éxito a la hora de reducir la pobreza y las brechas de desigualdad de ingresos.

La Directora Adjunta de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, expresó que Uruguay es un ejemplo notable de cómo, a través del incremento sostenido de recursos destinados a políticas sociales se obtienen dramáticas reducciones a la pobreza monetaria (pasando de 39.9 en 2004 a 10.4 en el 2014). Destacó que “las mujeres se insertan en el mercado laboral en mayores números, al punto que el país logra una tasa de participación de 55.6, por encima del promedio regional de 53 por ciento, pero siempre alrededor de 20 puntos porcentuales por debajo de la tasa participación laboral de los hombres que es de 76.8 por ciento.“

Lara Blanco, también afirmó que a pesar de grandes avances, aún queda un largo camino que recorrer para alcanzar un planeta 50/50 como propone ONU Mujeres para el año 2030, en especial en materia de empoderamiento económico de las mujeres, ya que está demostrado que medidas en este campo pueden tener resultados favorables en otras áreas.

Asimismo, resaltó el problema que significa la violencia hacia las mujeres en la región –y también en Uruguay- e hizo un llamado a una inversión sin precedentes para poner fin a la violencia de género. “Es indispensable que cambiemos la escala de las inversiones de la expectativa frente a la respuesta pública y social. No es que haya solo una forma de violencia contra las mujeres sino que se vive en un continuo. Entenderla en sus diferentes manifestaciones y atenderla desde el continuo es la tarea que estamos llamados a emprender.”

También Blanco hizo referencia a que la región avanzó mucho en la representación de las mujeres en cargos de decisión, especialmente en el ámbito político, y que este es un tema donde Uruguay aún se encuentra rezagado respecto a los promedios mundiales y regionales.

Por su parte, Mariella Mazzotti, responsable de Inmujeres, aseguró que el trabajo con Naciones Unidas permite generar redes y articulaciones a partir de exigencias que logran un avance en derechos en un marco de igualdad de género. Detalló que el convenio firmado tiene por objetivo proporcionar un marco de cooperación y facilitar la agenda de población y desarrollo con perspectiva de género y de derechos humanos.

Mazzotti destacó la colaboración de ONU Mujeres en aspectos técnicos y financieros de proyectos nacionales. La funcionaria afirmó que también ONU Mujeres ha tenido un papel fundamental en el marco de las consultorías para la elaboración del Plan de Lucha contra la Violencia de Género, y en la concreción de un proyecto de ley integral para una vida llibre de violencia . También destacó el apoyo de ONU Mujeres al país en la preparación del informe nacional ante la 64ª Sesión del Comité para la Eliminación de la discriminación de la mujer (CEDAW, por su sigla en ingles) y el seguimiento de las observaciones finales a Uruguay.

Asimismo, señaló que ambas instituciones están trabajando en forma conjunta en un proyecto para la promoción de la igualdad y la incorporación de la mujer en el deporte, como el fútbol femenino y el infantil con niños, padres y entrenadores.

Este convenio también apoyará a Uruguay en su rol coorganizador de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que se desarrollará en octubre de este año, y en su presidencia que será hasta 2019.

El evento también contó con la participación de Denise Cook, coordinadora residente de las Naciones Unidas en Uruguay, quien destacó el rol de coordinación de ONU Mujeres dentro del Sistema de Naciones Unidas en Uruguay y el compromiso de continuar trabajando, ahora con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el horizonte, para avanzar en la concreción de la igualdad de género.