Take Five: Mientras Haití lucha contra el COVID-19, los servicios para proteger a las mujeres y niñas con discapacidad son fundamentales

Fecha: lunes, 18 de mayo de 2020

Take Five
Emanuela Paul. Foto cortesía de Beyond Borders.

Emanuela Paul es la coordinadora del programa "Repensando el Poder" de "Más allá de las Fronteras". El programa se centra en la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas, incluidas las mujeres y las niñas con discapacidad, en Haití y ejecuta un proyecto con financiación del Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer. A la luz de COVID-19, explica cómo su organización ha adaptado su enfoque de la movilización comunitaria y los diálogos que crean en la comunidad.

¿Cuál es la situación de las mujeres con discapacidad en Haití en el contexto de COVID-19?

En base a lo que escuchamos de nuestras comunidades y socias, la situación de las mujeres y las niñas se ha vuelto más complicada y difícil debido al COVID-19. Están teniendo problemas para conseguir transporte y asistencia para acceder a alimentos, suministros y agua, y para protegerse del virus.

Su riesgo de contraer el virus también puede ser mayor, ya que cuentan con la atención de otras personas e incluso si se protegen a sí mismas, es posible que sus cuidadores no lo hagan. Sabemos que el aislamiento, especialmente con la familia y los cuidadores, que no siempre comprenden los derechos de las niñas, los derechos de las mujeres o los derechos de las personas con discapacidad, tiende a aumentar la violencia.

¿Qué dicen los datos sobre el aumento de la violencia en el país?

La Secretaria de Estado para la Discapacidad de Haití, Soinette Désir, señala que el COVID-19 ha empeorado la situación de las mujeres y las niñas con discapacidad, que están experimentando la violencia sexual en mayor medida y sufriendo también algunas de las dificultades económicas mencionadas anteriormente. A medida que se extiende la práctica de los refugios en el lugar, se prevé un aumento de la violencia en la pareja y de la violencia sexual, como se ha visto en otras partes del mundo.

¿Cómo ha tenido que adaptar sus servicios a la luz de las restricciones de COVID-19?

En tiempos normales, Más allá de las Fronteras utiliza “Seguro y Capaz”, un paquete de recursos complementarios financiado por el Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer para prevenir la violencia contra las mujeres y niñas con discapacidad, ¡junto con la metodología “SASA!" de Raising Voices y nuestra propia metodología "Poder para las niñas". Dado que todos estos son enfoques de movilización comunitaria que producen el cambio a través de las conexiones y redes sociales de las personas, hemos tenido que detener muchas de nuestras actividades diarias normales. En lugar de ello, estamos utilizando nuestras estrechas relaciones y fuertes redes en las comunidades para algunas actividades alternativas para apoyar a las niñas y mujeres con discapacidad, y a todas las mujeres y niñas en nuestras comunidades y fuera de ellas.


¿Cómo están alterando las actividades de sensibilización?

“Más allá de las Fronteras” está creando una serie de materiales de comunicación, incluyendo videos auto-filmados, anuncios de radio, memes de redes sociales y guías de conversación de chat rápido - todos ellos adaptados para promover la reflexión y conducir a la conversación sobre la violencia contra las mujeres y las niñas durante COVID-19. Estos materiales serán utilizados por nuestro personal, las redes comunitarias, los miembros de los grupos de niñas y en nuestras organizaciones asociadas y redes sociales en todo Haití.

Además, se capacitará a varios miembros de la red comunitaria, coordinadores escolares y mentoras de grupos de niñas en campañas de diálogo por megáfono, utilizando guías de conversación de charla rápida. Una de las guías se refiere específicamente a los problemas a los que se enfrentan las niñas y las mujeres con discapacidad. Una combinación de materiales audiovisuales permite una máxima accesibilidad y, en espera de que se disponga de fondos, la organización se asegurará de que los vídeos estén disponibles en lenguaje de señas.

¿Cómo se trabaja con los tomadores de decisiones?

La Alcaldía, que se asocia con nosotras en iniciativas, ha acordado dar prioridad a las mujeres y niñas con discapacidad de la comunidad en la distribución [de kits de higiene] y también ha discutido verbalmente medidas para prevenir la explotación sexual. También estamos compartiendo con el Ministerio de Salud otros mensajes de prevención relevantes a través de los grupos WhatsApp, mensajes de texto y llamadas telefónicas. También se ha formado un comité de comunicación que se encarga de examinar estos mensajes para garantizar la validez y adecuación del contenido y unos canales de comunicación claros.