Pregúntele a una activista: ¿Qué se está haciendo para ayudar a las mujeres venezolanas migrantes?

Fecha: martes, 16 de julio de 2019

Sobre el Autor

Zuneyka Dhisnays Gonzalez arrived in Barranquilla, Colombia in 2015 and began guiding fellow migrants online. Photo: UN Women
Zuneyka Dhisnays Gonzalez. Foto: ONU Mujeres/Vannesa Romero

Zuneyka Dhisnays González es una madre de 26 años y migrante venezolana en Barranquilla, Colombia. Esta es una de las ciudades fronterizas donde ONU Mujeres está implementando un proyecto financiado por USAID para mejorar los servicios de información para migrantes y mitigar los riesgos de violencia de género y explotación sexual de mujeres migrantes. Dhisnays González creó una comunidad en una red social denominada "Venezolanos Unidos en Quilla" (venezolanos unidos en Barranquilla), para apoyar y guiar a otros migrantes. Ella difunde información y contenido relevante a través de las redes sociales y hablando con otros migrantes.

“Viví en Caracas [Venezuela] ... estudié, trabajé en un banco de lunes a viernes y estudié de noche. Tomé la decisión de irme después de descubrir que estaba embarazada porque ya no se conseguían pañales ni leche. Yo hacía las colas, pero no conseguía nada. Cuando nació mi hija, comenzaron las dificultades para conseguir comida y decidimos venir aquí a Colombia en diciembre de 2015.

Montamos un negocio familiar en Colombia, pero solo duró cinco meses. Tuvimos que cerrarlo, poner las cosas a la venta ... Nos pagaron con un cheque que no tenía fondos y perdimos la mayoría de nuestros ahorros.

Cuando llegas, te sientes sola. Decidí crear esta red social para apoyar a las personas. He sido activista durante aproximadamente un año. En Venezuela nunca hice algo así.

Hay mujeres que me escriben... Me dicen que tienen miedo, que sus parejas abusan de ellas y tienen miedo de denunciarlos debido a su estado migratorio irregular. No creen que nadie les vaya a ayudar. Las migrantes pasan por un ciclo que las afecta emocionalmente.

Me gusta el trabajo social. Me siento bien ayudando a mi gente porque sé lo que es llegar sola a un país extranjero. Me gustaría tener un espacio físico donde pueda ayudar a mis compatriotas, para ser parte de la solución. Mi objetivo es registrar legalmente Venezolanos unidos en Quilla para continuar dando ese apoyo".