Mujeres en espacios de poder: Andrea Muñoz Sánchez, la Ministra de la Corte Suprema de Justicia de Chile que impulsó la oficina de género en el poder judicial.

Andrea Muñoz Sánchez es abogada, tiene 61 años y nació en Valdivia, Chile. Desde el 2016 lleva las riendas de la oficina de género del poder judicial chileno, velando por el trato igualitario tanto de las funcionarias como de las usuarias.

Fecha: martes, 16 de marzo de 2021

CHILEANDREAMUOZ
Foto: Poder Judicial 

El 16 de febrero del 2021 la Ministra de la Corte Suprema de Justicia de Chile, Andrea Muñoz Sánchez, se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia del poder judicial. Si bien se trató tan sólo de un día de subrogancia, su nombramiento marcó un hito y una necesidad de relevar los liderazgos de mujeres en este organismo del Estado fundado hace más de 200 años.

“Comencé a recibir felicitaciones de mis colegas ministras de otras cortes supremas como México y Nicaragua, con las cuales yo estoy en la comisión de género de la Cumbre Iberoamericana de Juezas. Yo no entendía por qué era tan relevante, porque para mí era una subrogancia a la cual llegue por temas circunstanciales. Después analizando la situación me di cuenta del efecto simbólico que representaba el ver a una mujer ocupando ese cargo, pero de todas maneras pienso que cuando efectivamente el Pleno elija a una mujer como presidenta de la Corte Suprema se habrá cumplido un hito histórico”.

La mujer a cargo de promover la igualdad de género y no discriminación

La ministra Sánchez, desde el 2014 es la persona encargada de impulsar los asuntos de género al interior del Poder Judicial. Su gestión en este cargo se destaca por la institucionalización de una secretaría técnica y una política de género que vio la luz tras un revelador diagnóstico realizado en el 2016.

“El estudio reveló que 1 de cada 10 personas había presenciado o experimentado situaciones de acoso en distintos niveles. Piropos, aproximaciones físicas indeseadas, y proposiciones incomodas, entre otras cosas. sentí que era importante hacerse cargo de ese reto, y que significaba visibilizar que ese tipo de conductas no era aceptable al interior de la organización”

Es así como en el año 2017 se crea la Secretaría técnica de género y no discriminación de la Corte Suprema de Justicia de Chile, la cual bajo la dirección de la Ministra Muñoz se realizan estudios para la toma de decisiones, permitiendo acciones como la implementación de la Política género y no discriminación, documento que plasma el compromiso de las máximas autoridades de este poder del Estado para avanzar hacia un modelo de justicia cada vez más inclusiva y respetuosa de la diversidad, con miras a asegurar un efectivo acceso a la justicia.

“Nosotros como poder judicial tenemos el compromiso de trabajar para asegurar el pleno respeto a la igualdad. Por eso desde la política cuatro ejes estratégicos, uno de no discriminación de género, otro de enfoque de género desde el acceso de la ciudadanía, y otro de no violencia , esos tres ejes están atravesados por un cuarto, que es el de la capacitación. Punto importante si queremos genera un cambio dentro de nuestra institución ”


Futuras abogadas como agentes de cambio

La ministra Muñoz reconoce que si bien la normativa institucional marcó un precedente, el trabajo es mucho más profundo “Alcanzar la igualdad de género implica un cambio cultural de comportamientos que aún como sociedad tenemos muy instaurados, y normalizadas algunas conductas. Entonces el reto está en visibilizar donde están las falencias y las barreras que tienen las personas para acceder a la justicia, por el hecho de ser mujeres”.

Si bien en el poder judicial la mayoría son mujeres, los altos cargos siguen estando representados por hombres, ya que prima la jerarquía por antigüedad. Es por esto que la encargada de asuntos de género motiva a las mujeres que están comenzando a hacer carrera en el poder judicial a participar de estos espacios para que a futuro sean más mujeres las que por trayectoria y permanencia puedan postular a los altos cargos.

“A las jóvenes abogadas que hoy quieren ser juezas y que quizá a futuro quieran ser parte de la Corte Suprema de justicia, les digo que se atrevan que no se dejen consumir por los roles, los estereotipos, o los techos de cristal, las invito a trabajar fuerte y no minimizarse”.

La labor de la ministra Muñoz continua, ahora liderando el Consejo consultivo nacional de género y no discriminación de la Corte Suprema de Justicia, conformado por ministras (os) de Cortes de Apelaciones, representantes de la Academia Judicial, la Corporación Administrativa del Poder Judicial, las asociaciones gremiales y la asociación de magistradas chilenas. Y desde ahí espera articular y amplificar a nivel territorial la política de genero acorde a las particularidades de cada región.

 

Parte de la serie Mujeres en espacios de poder: protagonistas del cambio transformador en favor de los derechos humanos y la igualdad de género.