Desde mi perspectiva: “Aunamos esfuerzos en pos de la construcción de la paz y la igualdad de derechos en nuestros territorios”.

Johana, mujer trans, es fundadora de la Fundación Johana Maturana, una organización que promueve los derechos de las personas LGBTI en el Departamento del Chocó, Colombia. Desde este lugar, pone de relieve la necesidad de contar con los recursos económicos para llegar a las comunidades locales y sostiene que son las comunidades las que deben encaminar la acción humanitaria.

Fecha: lunes, 17 de agosto de 2020

Johana Maturana,  Colombia.  Photo: UN Women
Johana Maturana. Foto: ONU Mujeres

Quote

El conflicto armado nos ha traído mucha desolación, tristeza y agonía. Como mujeres y como parte de una población diversa, el desplazamiento nos ha afectado mucho porque nuestras compañeras y compañeros han tenido que abandonar sus territorios y mudarse a otros municipios. No podemos hablar de un posconflicto si realmente no lo hay. Seguimos en guerra.

Si [una persona] decide [abiertamente] ser transexual o transgénero o ser parte de la comunidad LGBTI en el Departamento del Chocó, [esa persona] no sabe qué grupos pueden atentar contra [su vida] y quizás [se vea obligada a] desplazarse. Es por ello que necesitamos capacitarnos para poder defendernos ante cualquier situación.

Hace cinco años cuando creamos la organización, tuve que usar mis propios recursos. En Colombia hay muchas organizaciones [que promueven los derechos de las personas LGBTI] a nivel nacional y departamental, aunque es indispensable que reciban [los recursos] necesarios. La cooperación internacional [debe] llegar a estos territorios y hacer un sondeo real. Debemos conseguir que el dinero [llegue] a las organizaciones que trabajan con ganas y con amor.

En los territorios se deben promover debates entre las personas de la comunidad para generar consenso. De este modo, podremos empezar a reparar la situación de desigualdad en la que se encuentran las mujeres, las niñas y los niños, las personas mayores y con discapacidades, y la comunidad LGBTI. Invitamos a quienes se encargan de adoptar decisiones a que vengan y comprueben las necesidades que tenemos en el Departamento del Chocó y en cada uno de los territorios de Colombia.

Queremos ser [reconocidas] como mujeres diversas y como personas LGBTI que generamos cambios y transformaciones concretas en nuestras comunidades. Hemos avanzado en varios aspectos como, por ejemplo, con el matrimonio igualitario y el derecho de las personas trans a cambiar de nombre o género. Sin embargo, estas batallas no las hemos ganado solos y solas, sino que han sido el resultado de la lucha con todo el [colectivo] de mujeres. Estamos aunando esfuerzos en pos de la construcción de la paz y la igualdad de derechos en nuestros territorios”.


 

ODS 10: Reducción de las desigualdades

Esta historia se ha redactado sobre la base de la entrevista que se le realizó a Johana Maturana en el marco de la serie de vídeos participativos “Who Holds the Microphone” (¿Quién sostiene el micrófono?), en los que se presentan a organizaciones de mujeres y mujeres locales que han sido afectadas por las crisis. Estos vídeos forman parte de un proyecto de investigación de ONU Mujeres que financia el Gobierno de los Estados Unidos. En el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, las palabras de Maturana nos recuerdan la tarea importante que desempeñan las organizaciones de base que trabajan en favor de la igualdad de género en entornos de crisis. Su liderazgo, voces y experiencias deben encaminar la acción humanitaria.