Yo soy Generación Igualdad: Stephanie Murillo, activista y productora panameña comprometida con la formación de jóvenes para participación en espacios de decisión

Fecha: lunes, 5 de abril de 2021

Stephanie-Murillo-960x640
Foto: ONU Mujeres / Lupita Valdés 

Desde el 2018, Stephanie Murillo, de 32 años, preside la Red de Jóvenes Afropanameños, organización que busca formar una juventud altamente participativa, organizada y capacitada. Es fundadora de la plataforma digital Afroraíces, y en el 2019, fue galardonada con un premio Emmy al mejor reportaje histórico-cultural, por su producción ‘Afrolatinos’.

Como activista, a través de la Red de Jóvenes Afropanameños, ha articulado su trabajo en el rescate de su ancestralidad, cultura, lenguas, gastronomía, danzas y música, queriendo incidir en políticas públicas acompañado del trabajo intergeneracional.



¿Cómo te imaginas la igualdad en los próximos 25 años?

Yo me imagino la igualdad en veinticinco años como una época horizontal en la que tomamos decisiones en consenso, en la que está abolicionado el sistema capitalista, que es machista, clasista y racista.

Stephanie-Murillo-960x640-02
Foto: ONU Mujeres 


¿Cuál es el llamado que le haces a los líderes de hoy?

El llamado que le hago a los diferentes líderes y liderazgos es que se involucren en diferentes espacios, que salgan de su militancia y su zona de confort, que escuchen otras realidades y cosmovisiones, ya que uno se nutre de las multiculturalidades y las diferentes luchas. Se pueden replicar muchas cosas interesantes de esas luchas diferentes y, escuchando de otras militancias, uno se puede dar cuenta que hay muchas luchas compartidas y hay estrategias que se pueden tropicalizar a nuestros países y a nuestro trabajo (…) Es importante nutrirse de otras voces.

¿Qué se necesita para alcanzar la igualdad y la inclusión?

Para facilitar la igualdad y la inclusión se necesita incidir en esos espacios de participación y si no existen, crearlos. Hay que buscar esas personas que te ayuden a crear esos espacios, porque hay mucho trabajo por hacer y nadie se puede quedar atrás y hay gente quedándose atrás.

Conoce más:

Declaración de las Juventudes Feministas Latinoamericanas y del Caribe