Desde mi perspectiva: “Si los hombres nos interesamos en la igualdad de género, todo mejora”

Fecha: miércoles, 11 de agosto de 2021

William-Rosero-WEB

Foto: ONU Mujeres Colombia

William Fernando Rosero tiene 28 años y su apuesta diaria es por una masculinidad corresponsable. Él es una de las 140 personas que integran el proyecto “Ante el COVID-19: más respuestas cero violencias”, de ONU Mujeres y el Women's Peace & Humanitarian Fund, que avanza en Nariño, al sur de Colombia. Hoy, en el Día Internacional de la Juventud, William les dice a todos los jóvenes hombres: “Son un apoyo fundamental para avanzar en la igualdad de género.”

“Vivo en Ipiales, Nariño. Todo mi trabajo ha estado encaminado a las artes escénicas y desde ahí, con mi fundación, Herencia Latina, hemos trabajado durante los últimos años con los jóvenes de la comunidad para que puedan dar lo mejor de su potencial a la sociedad. En ese camino de fortalecer el proceso que llevábamos, con este proyecto hemos podido trabajar en la transformación de imaginarios y prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas.

La iniciativa ha sido fundamental porque nos ha enseñado, entre otras cosas, la importancia de compartir las tareas. A veces, como hombres no nos damos cuenta de todo lo que las mujeres hacen -no solo por sus hijos, esposos y hermanos, sino por la sociedad en general. El gran reto ha sido llevar todas estas enseñanzas a la intimidad del hogar.

Ser corresponsable en mi casa y no dejar las labores del hogar exclusivamente sobre los hombros de mi pareja, como el aseo, la preparación de alimentos, sino por el contrario, aprender a trabajar en equipo, saber que es responsabilidad de todos, ha sido un gran aprendizaje.

Que cada vez más los hombres, y en especial los jóvenes, nos interesamos por la igualdad de género, significa que las cosas para la sociedad en general van a mejorar. Me parece importante educar a los niños desde pequeños en estos temas para que cuando sean jóvenes, hagan posible un cambio real.

Anteriormente no había mucho conocimiento sobre cómo educar a los hombres en la igualdad. Por eso es importante que los hombres seamos más conscientes y aprendamos a identificar y cambiar esas prácticas y comportamientos que no contribuyen a un mundo mejor, a un mundo en igualdad para todas y todos. Debemos concientizarnos y desaprender comportamientos nocivos. Mi llamado es a que nosotros, los hombres, aprendamos y desaprendamos, nos dejemos guiar y aconsejar.

Es importante que la juventud tenga apoyo gubernamental para que, conjuntamente con otras organizaciones, se produzca un cambio para un mejor mundo y oportunidades para las y los jóvenes. La juventud es un motor de cambio importante. ¡Reconozcamos la voz de las y los jóvenes, sus acciones y sus iniciativas!

Espero poder seguir aprendiendo sobre lo necesaria que es la corresponsabilidad”.